Las claves del éxito del sistema de franquicia

Franquicias Advisor Abbate

El sistema de franquicia está teniendo mucho éxito en casi todos los sectores de negocio y está creciendo rápidamente en todos los países. En Estados Unidos alcanza aproximadamente el 40% del comercio minorista y aunque en España es menor el porcentaje  está creciendo a un ritmo del 20% anual.

Franquiciar un negocio permite crecer y generar una marca. Al crecer los costes estructurales centrales se pueden repartir entre un volumen mayor de ventas lo que genera un volumen mayor de ahorro.  Asimismo ganar en volumen de compras permite también comprar más barato y por lo tanto tener unos costes más eficientes y ganar rentabilidad.

El éxito del sistema de franquicias reside principalmente en que este sistema cubre las necesidades de las pequeñas empresas pues les permite acceder de forma rápida, y sin necesidad de comprometer grandes recursos financieros, a ventajas de escala como pueden ser la marca, la fabricación, la publicidad, etc., y así poder competir con empresas más grandes que cuentan con  más recursos financieros. Además este sistema  les permite la posibilidad de entrar en un mercado cada vez más competitivo y profesionalizado puesto que cuenta con el apoyo de una marca fuerte para hacerse un hueco en el mercado y garantizarse más posibilidades de éxito.

Tomar la decisión de franquiciar tu negocio  requiere un fuerte análisis previo en el que es importante poder contar con la ayuda de un buen asesor que nos acompañe en todo el proceso.

Franquicias Advisor Abbate

Las 4 principales ventajas del sistema de franquicia:

– Crecer más rápido con menos recursos: se puede llegar a obtener un mayor volumen de negocio sin llevar a cabo grandes inversiones puesto que el franquiciado es el que hace la inversión. Las empresas que cuentan con recursos financieros limitados pueden llegar a crecer más sin que esto afecte al endeudamiento de la empresa y también pueden alcanzar mucho antes el tamaño adecuado.

– Menos empleados en plantilla  y más especializados: los empleados son ajenos a los establecimientos  disminuyendo de esta forma el riesgo de indemnizaciones y despidos para la empresa y también  las necesidades de supervisión y control  puesto que quien supervisa a sus empleados es el franquiciado.

– Acceso directo al cliente final:  este sistema permite prescindir de los intermediarios por lo que los fabricantes pueden distribuir sus productos consiguiendo un ahorro de costes suponiendo una  mejora en la eficacia en la distribución y por otro lado  permite estar  en contacto con el cliente final, poder conocer mejor sus necesidades y por tanto poder reaccionar más rápidamente a los cambios en las tendencias. Este acceso directo al consumidor permite utilizar Técnicas de marketing más especializadas como son las promociones, la fidelización de clientes, el marketing directo, etc.

– Los franquiciados son empleados muy motivados: este sistema propicia  la incorporación al negocio de personas muy motivadas y el control de gestión se vuelve más simple dado que es el propio franquiciado quien está interesado en hacer una buen gestión y mejora la eficiencia. Contar con empleados muy motivados hace que la empresa sea más competitiva siendo esta una de las claves por las que las redes de franquicias son mucho más rentables.

Las 4 principales desventajas del sistema de franquicia:

– Se deben repartir los beneficios con los franquiciados:  se obtienen menores beneficios potenciales por tienda abierta ya que franquiciar un establecimiento supone compartir el margen comercial con el franquiciado. Esto se ve compensado de sobras con el mayor número de establecimientos que se pueden abrir con la misma inversión.

– Tener menos margen de maniobra: un franquiciado es un empresario independiente y aunque existe un cierto control todas las relaciones que se lleven a cabo han de tener en cuenta esta relación de independencia aunque será necesaria herramientas contractuales y organizativas para tener el control y un margen de maniobra suficiente.

– Riesgo de mala gestión: esto puede suponer una pérdida de beneficio, un riesgo para la imagen de marca y para la franquicia.

– Posible futuro competidor: algunos franquiciados una vez conocen como funciona el negocio se pueden querer montar el negocio por su cuenta para de esta manera ahorrarse los cánones y royalties establecidos en el contrato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s