Liderazgo e Incorporación de nuevo talento al equipo

20.05.12 008

Cuando se adquiere una empresa y se incorporan nuevos empleados se abren nuevos retos para la gestión de la compañía y para quien deba liderar el proceso de inclusión de los trabajadores en un entorno con una cultura preexistente. El liderazgo debe ejercerse debidamente y para reducir riesgos la guía de un gran asesor sería básico en estos casos.

Uno de los intereses para llevar a cabo la compra de otra empresa puede ser el nuevo talento que trae consigo, talento que normalmente deberá ser bien tratado y esa situación puede generar sensaciones confusas o incluso negativas entre los antiguos trabajadores, tales como celos, discriminación o sentirse apartados.

Las dinámicas personales y de grupo que se ponen en marcha en un proceso de este tipo son complejas y pueden afectar al equilibrio necesario para que la empresa rinda como se espera, y es fundamental el liderazgo en la gestión de equipos que entienda y maneje adecuadamente la situación . Comentaremos a continuación algunas ideas para suavizar la transición de incorporar nuevos miembros al equipo especialmente después de una adquisición:

  1. Avance todo lo que pueda la planificación del proceso. Averigüe todo lo que pueda sobre la cultura corporativa previa de los nuevos miembros del equipo. Pregunte que creen tienen que hacer ellos para tener una transición exitosa y que piensan qué debe de hacer la empresa para el mismo fin. Designe un sponsor del nuevo equipo para que sea un enlace que puede proporcionar información que facilite el proceso de incorporación.
  2. Hable con los miembros del equipo existente previamente acerca de los cambios en marcha. Intente y ayude a que se sientan implicados en el cambio y que les suponga una motivación. Haga el seguimiento de todo el proceso de transición y no pierda el contacto.
  3. Hay que estar atento a los malos comportamientos o fuera de lugar o todo aquello que pueda generar fricciones y responda adecuadamente si se dan esos casos. Que no se instale en el proceso un principio o dogma cerrado de que las cosas se hacen aquí de esta manera, y que no haya intimidación hacia los nuevos empleados. Vigile todo esto para que no se coarte la aportación y difusión de ideas que puedan generar el nuevo grupo y hay que premiar la colaboración.
  4.  Adopte e incorpore el nuevo talento. Hay que conseguir que la compañía recién sea un lugar donde los empleados quieran estar y quedarse. Sea inclusivo y escuche las nuevas ideas, pero sin mostrar mayor predilección por un grupo u otro de empleados. Hay que ser hábil para no despertar suspicacias entre los empleados antiguos por cómo se trate a los nuevos. Muestre buen humor con todo el mundo.

shutterstock_124923566

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s