Empresas familiares. Claves para la gestión

Podríamos definir la empresa familiar como aquella en que varios miembros de la misma familia están involucrados como los principales propietarios y / o administradores.

people at office
Muchas empresas familiares comienzan como proyectos secundarios y con unos procedimientos internos muy de andar por casa. Sin embargo para tener más probabilidades de éxito estas empresas necesitan una estructura, una dinámica, unos procedimientos y una planificación cuidadosa. Podríamos dar algunas claves para ello.

  1. Ponga todo por escrito
    Los acuerdos verbales dejan espacio a la interpretación y al conflicto.
    La elaboración de un documento legal como un acuerdo de asociación o acuerdo de funcionamiento obligará a todas las partes a anticiparse a lo que pueda suceder y a comprometerse. Discuta las remuneraciones económicas, los horarios de trabajo, las responsabilidades, los compromisos, el proceso de toma de decisiones, etc. Registre las acciones a seguir si se dan determinados casos como por ejemplo que alguien quiera vender la empresa, que no pueda trabajar o se divorcie. Esto puede generar conversaciones incómodas para la familia, pero es mejor tratarlo al principio de la singladura empresarial, cuando no se está en la situación emocional de esos supuestos.
  2. Dé una estructura formal al negocio
    Estudie la modalidad jurídico mercantil más apropiada, esto además de adecuar la empresa un formalismo y obligaciones legales tiene la ventaja de decidir el límite entre los individuos y el negocio, distribuyendo la responsabilidad como se considere. Considere la fiscalidad que aplique a cada caso así como el acceso a bonificaciones, deducciones o a subvenciones que puedan aplicar a cada opción.
  3. No mezcle las finanzas personales con las empresariales
    A menudo los dueños de pequeñas empresas invierten tanto tiempo y dinero que las finanzas personales y las del negocio pueden no ser diferenciables. Sin embargo, es necesario tener las cuentas bancarias y la contabilidad separadas.
  4. No cree diferencias entre los empleados
    Muchos negocios dependen también de trabajadores no familiares. Es básico tratar a todos por igual en cuanto a la contratación, rango salarial, beneficios y oportunidades de crecimiento.
    La percepción de un trato especial a los miembros de la familia tiende a desmotivar al resto de los empleados y a crear tensión. Y nunca ponga en nómina a miembros de la familia si no contribuyen realmente en el negocio.
  5. Separe el tiempo del negocio del familiar
    El estrés de la gestión de una empresa puede causar estragos en las relaciones familiares y conyugales. Delimite claramente el tiempo para cada ámbito, establezca reglas como por ejemplo no hablar de negocios durante la cena, los fines de semana o durante las vacaciones familiares. Si necesita romper estas reglas, que sea ocasional para tratar alguna información relevante o comentario que no sea extenso, y después vuelva de nuevo a su tiempo de familia.Advisor Abbate  Empresa familiar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s