3 razones para no emprender en solitario

Hay numerosas razones por las que un emprendedor puede ser el propietario único de un negocio. Pero hay al menos tres razones que desde Advisor Abbate creemos esenciales para crear una estructura de negocio diferente que amplíe la propiedad de la empresa:

Advisor Abbate socios Emprendedor

  1. Se necesitan socios inversores. Podría ser la razón más obvia. Como único propietario usted estad sólo para abordar la financiación que necesite. Con otros socios tendrá que hacer una inversión inicial menor, ya que los pagos se dividen entre los inversores. Habrá una mayor disponibilidad de capital para poder crecer más rápido y expandirse. Esto también aumenta la posibilidad de ejecutar modelos de negocio donde, aunque exista alguna rentabilidad desde el principio, sea necesaria cierta escala para conseguir grandes retornos o donde las inversiones necesarias sean altas.
  2. La idea de negocio tiene ciertos riesgo, complejidad tecnológica, logística o de procesos. Como en el caso, por ejemplo, de producir un producto o servicio complejo en el que haya probabilidades de no poderse entregar a tiempo. Si algo sale mal, el dueño del negocio tendrá la responsabilidad de ese fracaso.Puede ser necesario tener socios de un determinado perfil para cubrir las carencias que se puedan tener en ciertos conocimientos y experiencias necesarios para nuestra actividad. Por ejemplo un emprendedor que no esté preparado para lo tecnológico, si ello es clave para su idea, tendrá probablemente que buscar un cofundador de dicho perfil. Será una manera de explotar sus puntos fuertes y sus redes profesionales y conocimiento. Al final esto implica aumentar el conocimiento multidisciplinario lo cual es un activo de primer orden para hacer negocios.Advisor Abbate Socio tecnológico
  3. Se quiere hacer negocios con grandes empresas o administraciones públicas. Esto es un obstáculo por que las empresas más grandes tienden a hacer menos negocios con empresarios individuales ya que consideran que empresas mayores y más consolidadas les aportan más seguridad y protección legal en las relaciones económicas así como el cubrir ciertos estándares,ya sean de calidad o de certificaciones de diverso tipo. Podemos sortear esta barrera buscando un colaborador o un socio estratégico que nos ayude a alcanzar capacidad, credibilidad o el volumen preciso para negociar con estos clientes.Lo más frecuente es que empecemos a colaborar con estos superclientes a través de pequeños proyectos, con los que ir mostrando nuestra valía y poder granjearnos su confianza.No obstante conviene asegurarse de que el socio sea el adecuado para abordar a las grandes empresas que sean nuestro objetivo, ya que realmente puede ser muy difícil llegar a ellas, ya sea porque prefieren tener un único proveedor o porque nos puedan exigir una exclusividad que no deseemos o para la que no estemos preparados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s