La República Dominicana, segunda economía del Caribe

La República Dominicana es la segunda economía del Caribe y el FMI prevé que el PIB continúe creciendo como la ha hecho en años anteriores con una progresión superior al 4% anual hasta el año 2019. La estabilidad política ha sido clave para que este país progrese económicamente y a pesar de que este año se celebrarán elecciones electorales no se prevén grandes cambios.

República-Dominicana Advisor Abbate

Los sectores  del país más importantes son la hostelería, la maquinaría, los materiales de construcción, los bienes de consumo y la alimentación, los medicamentos, la asesoría y el software. El turismo es el motor económico del país y  el sector servicios representa el 62,1% del PIB. La capital, Santo Domingo y su zona de influencia absorbe la mitad del comercio local.

La República Dominicana ha ido estrechando lazos con Europa desde que en  2008 firmara  el Acuerdo de Asociación Económica (EPA). En cuanto a la presencia española en este país es especialmente importante en la hostelería donde operan 18 grandes empresas. Esta circunstancia puede ser aprovechada por las Pymes que ofrezcan servicios relacionados. España cuenta con la ventaja de la cercanía cultural lo que permite que los productos puedan ser más conocidos y valorados por su calidad.

Según Doing Business del Banco Mundial la República Dominicana está en el noveno de los 19 países de Latinoamérica  por lo que no es uno de los territorios donde es más fácil para llevar a cabo negocios debido en gran parte por las regulaciones particulares que hay sobre la participación extrajera y los beneficios fiscales en sectores como hostelería, las energías renovables o las telecomunicaciones.

En cuanto a las exportaciones al país  es recomendable contar con los servicios de un agente de aduanas que conozca bien los diversos procedimientos a pesar de que en los últimos años el país ha facilitado los trámites aduaneros.

Las empresas que quieran establecerse en ese país han de buscar un socio local para formar una joint venture ya que es ésta la única vía para poder contratos del Estado.  Otra de las opciones posibles es contar con un intermediario dominicano pero se ha de tener en cuenta que éstos cuentan con una alta protección legal por lo que es altamente aconsejable contar con el asesoramiento de un profesional cualificado para  acompañar a la empresa en este proceso.

marina-cap-cana Advisor Abbate

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s