5 pasos para aumentar la productividad

La mayoría de nosotros solemos manejar una lista de tareas,  es una herramienta habitual en sus diferentes formatos. Y aunque su uso esté muy extendido esto no quiere decir que sea una llave mágica a la productividad, al contrario, esa “To do lists” puede disminuir la capacidad de hacer nuestro trabajo mejor y más creativo.

prioridades-advisor-abbate

Tengamos en cuenta que estas listas suelen ser largas y requieren ser ordenadas y organizados para poder gestionar el trabajo diario. Cuando estamos involucrados en  varios proyectos o actividades divididos en múltiples tareas puede ser descorazonador desglosarlas y ver las muchas actividades a realizar los próximos días y semanas. La sensación de algo que nunca acaba puede ser una fuente importante de estrés.

Y esa predominancia de la lista de tareas nos distrae de lo principal: el trabajo. Necesitamos un sistema que relegue ese listado a otro nivel y que permita focalizar la atención y nuestro limitado tiempo en aquello que realmente necesita hacerse en el día a día.

De hecho hay quien asegura que es mejor llevar una no To Do List, una lista de tareas a no realizar y que pueden ser más efectivas para incrementar nuestra productividad que las de tareas pendientes. El motivo: lo que no se hace le libera a uno para hacer lo que sí es importante, nos determina lo que sí podemos hacer si eliminamos distractores que no son relevantes para el trabajo esperado que sí tiene que salir adelante.

no-to-do-list-advisor-abbate

En esta ocasión desde Advisor Abbate recomendaremos estás directrices para mejorar el producto de nuestro trabajo:

  1. Continúe llevando una lista de las tareas que vayan surgiendo. Pero no recurra a ella durante toda la semana. Manténgala apartada, oculta.
  2. Al principio de cada semana busque la lista de tareas y seleccione las dos o cinco cosas de más impacto que pueda hacer esa semana. Cada uno de esos puntos debe tener un resultado esperado y concreto
  3. Anote una o un máximo de dos tareas en las que focalizarse para cada día de la semana. Si con ello no se cubre toda la jornada amplié el foco del trabajo que pueda realizar
  4. Cuando llegue cada día focalícese en la tarea que corresponda y no se distraiga con otros asuntos ni con la To Do list que tiene “escondida”
  5. Si hay alguna tarea de las programadas que no ha podido ser completada continúela el día siguiente, desplazando al resto de las que estén en la cola

Se trata en suma de no estar distraído por un aluvión de tareas mostradas en nuestra lista y centrarse en sacar trabajo relevante adelante.

La esencia del método resumidamente es la de tratar de focalizarse en unas pocas tareas asumibles y que garanticen la productividad del día. Así además las posibilidades de ser creativo en el desempeño pueden aumentar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s