La inteligencia relacional nos da una ventaja competitiva

La inteligencia relacional puede ser un factor diferencial y competitivo entre los líderes. Se define como la capacidad de conectar y estar presente en las interacciones que se tengan en cada momento aun cuando podamos tener una gran cantidad de tareas que puedan distraer nuestra atención.

Advisor Abbatte inteligencia relacional

Imaginemos que en una acción comercial estamos con un posible cliente con el que quedamos para comer, y mientras hablamos con él , estamos buena parte del tiempo con la vista pendiente del teléfono móvil, enviando mensajes y atentos a las interacciones en la pantalla. Esto sería un ejemplo de carencia de esta inteligencia relacional que bien podría resultar en no poder cerrar una operación. Somos conscientes de la necesidad del cliente, estamos ahí con él o ella, escuchamos y hablamos, pero estamos haciendo evidente de que no estamos al 100 % por esa persona, asumimos con normalidad que podemos estar simultaneando acciones con el smartphone mientras estamos en la reunión, pero realmente no, no tenemos la interacción esperada.

Jeremie Kubicek en 5 Gears: How to Be Present and Productive When There Is Never Enough Time  hace hincapié en que muchas personas en las interacciones en el trabajo nos focalizamos en el conocimiento que debe ser intercambiado, mostrado o ejecutado nuestras tareas y resalta que esa no es una ventaja competitiva. Y en  cambio  sí lo es la capacidad de conectar con otras personas. Sobresalir en esto supone una inteligencia relacional que incrementa las posibilidades de que a los demás les guste tratar con nosotros y por tanto la capacidad de influenciar

Esa inteligencia relacional se puede conseguir manejando 5 niveles o estados en los que podemos pasar durante nuestra jornada laboral, nos podemos manejar entre ellos como si fuesen cambios de marcha en un vehículo. La quinta marcha sería la de focalización, la cuarta sería el modo tarea, la tercera el modo social, la segunda el modo conexión y la primera el modo recarga. El primer paso para mejorar nuestra inteligencia relacional sería entender cuál es la marcha en la que tenemos tendencia a quedarnos atascados aunque cambiemos de actividad. Y una vez lo hagamos necesitaremos buscar puntos de referencia que sean desencadenantes para cambiar la marcha a la que sea conveniente por las actividades que vayamos a pasar a realizar en un momento determinado.

Advisor Abbatte inteligencia relacional 2

Si llega la hora de comer y lo hacemos con unos compañeros y estamos continuamente hablando del trabajo estaremos en el cuarta marcha cuando deberíamos de estar en la tercera. Y deberíamos de ser conscientes de ello para tener el control de nuestro estado y ser intencionales hacia desarrollar este aspecto de nuestra inteligencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s