Vacaciones analógicas

Algunos de nosotros habremos vivido el dilema de desconectarnos de lo digital en nuestras vacaciones, de desconectarnos realmente. Y de hecho puede parecernos un reto librar nuestra maleta de cualquier dispositivo digital que forme parte de nuestro hábitat de trabajo o del uso de redes sociales.

Advisor Abbate lectura desconexión digital

En algunos casos puede haber una adicción al trabajo realmente clínica  en la que se sufra una ‘disonancia cognitiva’ [cuando se mantienen dos pensamientos que están en conflicto] provocada por el estrés de no estar trabajando y ser conscientes de la necesidad de desconectar y descansar.

Sea cual sea el nivel de “enganche” que tengamos a los aparatos electrónicos puede ser una buena idea desconectarnos de ellos de manera progresiva, a no ser que nos sentamos capaces de hacerlo de golpe.

Tengamos en cuenta que lo importante en vacaciones será desconectar y a relajarnos y eso además nos ayudará a volver con energías renovadas, lo que nos permitirá trabajar de manera más eficiente y productiva.

Además, distanciarnos de nuestros problemas y cotidianeidad nos ayudará a relativizarlos y nos podrá dar nuevas perspectivas para encontrar soluciones.

Reconozcamos la dificultad, realmente, incluso la manera de buscar las vacaciones está relacionada con las tecnología, miramos en internet, reservamos por una app luego queremos hacer unas selección de fotos para publicar en redes sociales, tener wi-fi  en nuestro alojamiento y pasar los ratos “libres” entre actividad y actividad, conectados a la red.

Y ¿por qué no? busquemos vacaciones para desconectarnos realmente, viajemos para olvidarnos de nuestro mundo habitual y para que ese mundo se olvide de nosotros, de tal modo que no necesitemos revisar nuestro smartphone ni correo. Es decir, vivamos una desintoxicación digital, viajar de una manera no tan lejana, donde una vez que llegabas al lugar la forma de obtener información se basaba en hablar con la gente y en socializarse.

Siempre habrán lugares sin WiFi o con malas o nulas conexiones móviles ,  podemos escoger destino teniéndolo en cuenta, pero cuanto más dependa nuestra “desintoxicación” de la capacidad de desprendernos nosotros mismos de nuestros dispositivos digitales mejor.

Advisor Abbate juegos analógicos

Suprimamos la instantaneidad de lo digital, por ejemplo para el importante hábito de la lectura leamos libros en papel, para informarnos leamos prensa escrita, escuchemos la radio, si somos aficionados a jugar,  seguro que encontramos otras maneras de satisfacer ese gusto sin recurrir a una pantalla si usamos las redes sociales centremos nuestra socialización en nuestro entorno cercano.

Al fin y al cabo cuando volvamos de nuestras vacaciones el mundo digital continuará ahí.

Anuncios

Como superar la desmotivación

Independientemente de la actividad a la que nos dediquemos siempre habrá momentos de baja motivación pero si somos los responsables de nuestro propio negocio  esa situación puede ser más complicada.

Advisor Abbate-motivación 1

Lo primero que tenemos que asumir es que es normal que tengamos esos momentos. Lo que debemos saber es como volver a nuestra senda habitual de productividad. A la larga nuestra capacidad de tener éxito es nuestra actividad económica y en el resto de nuestra vida dependerá de nuestra capacidad de motivación. Proponemos hoy unas cuantas maneras con las que los emprendedores pueden resurgir si caen en la desmotivación.

  1. Hagamos una planificación. Por muy tentador que suene no estar sujetos a un horario externo, tenemos que establecer rutinas. Empecemos por levantarnos temprano a la misma hora cada día. Marquemos nuestros momentos de comida y ajustémonos a ello. A pesar de que puedan haber ocasiones en que no se puedan cumplir esos patrones todo esto nos ayudará enormemente a ser productivos
  2. Tomemos descansos durante el día. Programemos pequeñas pausas que no pasen de 10 minutos, 20 a lo sumo. Estás pausas suelen ser muy útiles cuando estamos consumiendo mucho tiempo tratando con un problema importante que nos tenga enganchados.
  3. Recordemos nuestra alternativa. Pensemos en lo que hacíamos antes de empezar un negocio o fijémonos en lo que hacen nuestros amigos o familiares que sean asalariados. Seguramente una buena parte tendrán altas exigencias de su organización o sus jefes, su trabajo tenga mucho de rutinario, pasarán mucho tiempo cada día desplazándose al trabajo o a sus casas. Haciendo esto probablemente encontraremos aspectos que harán que valoremos más nuestro trabajo por cuenta propia.
  4. Aprovechemos nuestra flexibilidad. No tenemos por qué estar cada día en el mismo sitio delante de nuestro ordenador. Aprovechemos para hacer cambios de escenario un día trabajemos desde un café, otro desde un parque. Esto puede espolear nuestra creatividad. Si un día trabajamos hasta por la noche empecemos más tarde el día siguiente. Si tenemos una planificación bien consolidada no hay ningún problema en aprovechar esa flexibilidad con responsabilidad.
  5. Pensemos en el futuro. Cuando empezamos un negocio nos marcamos metas, pero a medida que transcurre el tiempo tenemos que preguntarnos sobre esos objetivos originales y ver si los tenemos que modular o si tenemos que marcarnos nuevos objetivos. Pensemos en como mejorará muestra profesión y nuestra vida personal cuando si alcanzamos nuestras ambiciones. Recordémonos los hitos ya conseguidos y démonos una recompensa cuando los logremos.

Advisor Abbate-motivación 2

Desconectar en vacaciones

Muchos profesionales y emprendedores no pueden dedicar un mes entero a sus vacaciones. Durante esos periodos sin trabajar muchas personas siguen de alguna manera conectados a sus quehaceres profesionales, por ejemplo la mitad de los ejecutivos españoles consultan su correo electrónico al menos una vez al día y se reconocen incapaces de desconectar durante las vacaciones.

Out of office

Tengamos en cuenta que nuestra mente y nuestro cuerpo acumulan cansancio a lo largo del año y necesitan un respiro para poder funcionar al máximo a la vuelta del descanso estival.

Hoy daremos 6 claves para intentar desconectar

  1. Dejar trabajo cerrado o “encarrilado”. Antes de irnos de vacaciones, es aconsejable dejar el trabajo cerrado y controlado, al menos encaminado, avisando, por ejemplo, a los compañeros de lo que falta, De esta forma, se evitan las preocupaciones que puedan interrumpir la tranquilidad de las vacaciones.
  2. No mirar el correo. Una vez que ya estemos de vacaciones, una regla de oro por excelencia es no mirar el correo del trabajo pero, a veces, es difícil desconectar del todo (la responsabilidad, el tipo de trabajo, etc.). Hay a quien le produce más ansiedad no mirar los correos que mirarlos; por ello, en esos casos, es aconsejable que en vez de mirar el móvil a cada rato, se dedique un tiempo del día a hacerlo, y después tener todo el resto del tiempo para disfrutar sin pensar en nada más que en las vacaciones.
  3. Cambiar algunos hábitos ‘digitales’ por otros ‘analógicos’: leamos un libro, prensa impresa, resolvamos crucigramas y olvidemos las apps.
  4. Cambiar la rutina. Es importante que se note que estemos de vacaciones y, por ello, debemos cambiar de rutina por completo. Si hacemos poco ejercicio durante el año aprovechemos este periodo para que sean más activas. O si normalmente hacemos mucho bajemos un poco el nivel y el tiempo para dedicarlo a actividades diferentes.
  5. Compartir las vacaciones. Compartir con nuestra familia y amigos es una de las cosas más positivas que tienen las vacaciones. Disfrutemos el tiempo con ellos sin prisas, sin rigideces, mejor tomarse las cosas de forma más relajada y entendiendo que los planes pueden no salir como uno quieren. Cultivemos el sentido del humor y evitemos enfadarnos con banalidades. Y busquemos también huecos para dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a nuestras aficiones personales o rutinas y desde luego la lectura.
  6. Dormir bien. Por la noche se debe intentar dormir sin preocupaciones para asegurar un buen descanso, y si es posible hacer una siesta después de comer para reponer fuerzas.Advisor Abbate-desconectar-en-vacaciones 3

.

5 claves para la creatividad empresarial

En esta ocasión volvemos hablar de creatividad orientada al emprendimiento y lo vamos a hacer basándonos en la visión de Molly Reynolds que tras haber entrevistado a numerosos emprendedores y ejecutivos en puestos de alta exigencia en conocidas empresas ha detectado en ellos algunas claves comunes para lograr mantener la mente creativa.

Avisor Abbate Creatividad empresarial

  1. El descanso.

Dormir es fundamental para el proceso creativo. Es necesario dormir desconectados y alejados de nuestros smartphones o tabletas. No dejemos estos aparatos cerca de nuestra cama y tengamos una desconexión real durante nuestro tiempo de sueño de aquello a lo nuestro teléfono nos liga. Una investigación descubrió que el 44% de los que poseen uno duermen con él cerca para asegurarse de no perder una llamada importante y para usarlo como despertador. Además esto lleva a hábitos como consultarlo justo antes de dormir, al despertarse o incluso al despertarse en medio o de la noche.

Además los aparatos con pantallas leds o similares emiten luz azulada que puede interferir en el descanso afectando a la producción de hormonas que inducen al sueño. La conclusión es que es un mal hábito dormir con el móvil cerca, y para que no se nos pase la hora simplemente ¡compremos un despertador!

  1. Tener amplitud de miras

Cultivemos el pensamiento diverso en nosotros y en nuestros equipos de trabajo, no promovamos rigideces jerárquicas. Estemos abiertos al cambio y a las nuevas ideas para promover, tengamos una cultura de aprendizaje continuo y promovamos. Todo ello contribuirá a una mayor creatividad y capacidad de adaptación a los entornos cambiantes.

  1. Viajar

No por ser una frase hecha deja de encerrar mucha verdad : viajar ensancha la mente. Hacerlo nos pone en una situación de exposición a nuevas actividades, a culturas, a situaciones no familiares ..  Cuanto más activo sea nuestro planteamiento de viaje mayor disposición nos provocará a salir de nuestra cotidianeidad y de dar respuesta a nuevas situaciones. Estas experiencias cultivan la capacidad de resolución de problemas y  todo ello  será provechoso para nuestra capacidad creativa.

  1. Movámonos

Investigaciones de Stanford revelan que caminar puede espolear la inspiración. Por tanto si nos sentimos bloqueados ante nuestro ordenador levantémonos  y movámonos. Es sabido que Steve Jobs mantenía reuniones caminado o que Mark Zuckerberg evita hacerlas son sus participantes sentados.

Avisor Abbate Creatividad empresarial 2

  1. Dibujemos nuestra estrategia

En los momentos iniciales  no escribamos nuestras ideas o planes en lugar de ello dibujemos, así  forzaremos a nuestra mente a funcionar de manera diferente,  y que enlace de una manera más intuitiva y rápida el desarrollo de  ideas, y  también podremos compartirlas de una manera más entendible.  El pensamiento visual, visual thinking, conecta con nuestra capacidad innata de ver con nuestros ojos y con nuestro pensamiento y promueve esta manera de impulsar la creatividad

Emprender con éxito

Según Sangeeta Bharadwaj Badal hay algunas personas con talento innato para los negocios. En base a un estudio de sobre 2.500 emprendedores en Estados Unidos se concluyó que  hay diez características del talento necesario para emprender con éxito:

Advisor Abbate emprender con éxito

  1. Orientación al negocio. Toman decisiones basadas en su efecto en los beneficios  ya sea en base a lo observado o respecto a las previsiones.
  1. Confianza.Se conocen a ellos mismos y tienen un gran entendimiento sobre las motivaciones de las demás personas.
  1. Pensamiento creativo. A partir de un producto o idea existente tienen creatividad suficiente como para evolucionarlo a algo mejor
  1. Capacidad de delegación. No temen que sus colaboradores les asistan. Entienden perfectamente que no pueden hacer todo por ellos mismos y trasladan acciones y tomas de decisiones a otros.
  1. Determinación. Es intrínseco a la actividad empresarial atravesar momentos difíciles, esto puede hacer que muchos abandonen pero la perseverancia puede ser clave para el éxito.
  1. Capacidad de búsqueda. Para tener éxito hay que estar siempre atento a cualquier visión que afecte al nuestro mercado y buscando siempre el conocimiento relevante que pueda aportar a nuestro negocio.
  1. Independencia. Sin que signifique necesariamente trabajar solos nos referimos a la autonomía y a la capacidad de hacer posible cualquier cosa que se necesite para que el negocio prospere.
  1. Capacidad de promoción. Tendremos que asumir que nadie mejor que el propietario  de un negocio puede promocionarlo y tenemos que desarrollar la capacidad de explicar en qué consiste y de convencer a otros del valor que aporta.
  1. Capacidad de construir relaciones. Hay que entender que otras  personas en relación a nuestro negocio pueden ser claves y que hay que construir relaciones con aquellas que puedan ayudar a su supervivencia y crecimiento.
  1. Asunción de riesgos. Cualquier nueva iniciativa económica implica riesgos, los emprendedores que tienen éxito suelen tener un conocimiento instintivo de como mitigar y gestionar esas situaciones.

Según este estudio los emprendedores que tienen mejor desempeño son aquellos que pueden utilizar su talento natural. Realmente la formación es muy útil pero tener habilidades innatas para aplicar en el trabajo ayuda enormemente.

Advisor Abbate emprender con éxito 2

Tratemos de identificar esas aptitudes personales veamos si están orientadas a las ventas, a la generación de ideas, a la organización, etc. Al tenerlas identificadas veamos qué acciones se requieren para desarrollarlas aún más. En cuanto a aquellas partes del negocio para las que no tenemos capacidades o interés habrá que buscar a otros recursos con el talento necesario para desempeñarlas. Es fundamental, por tanto, graduar y combinar la actuación en cuanto a nuestras propias habilidades con las del resto de personas que necesitemos para hacer crecer de manera consistente nuestro negocio.

Como superar barreras mentales

Ante un reto profesional o al emprender una nueva actividad, como pueda ser una singladura empresarial, solemos hacer hincapié en aspectos que intentamos concretar y cuantificar, el capital necesario, previsiones de ingresos, gastos en que incurriremos, etc. Imbuidos en esas actividades podemos dejar de lado algo sumamente importante, que es nuestra preparación mental para aquello en que vamos a iniciar. No hacerlo convenientemente podría suponer que nos creáramos una barrera mental que nos pudiera llegar a inmovilizar en algún momento.

Advisor Abbate superar barreras 1

Necesitaremos un “plus” de nosotros mismos para esta aventura que vamos a emprender. En ella habrá diversos objetivos que definir y tendremos que ser fuertes mentalmente para lograrlos, además tendremos que estar preparados para superar las adversidades que de una u otra manera nos podríamos llegar a encontrar y también será relevante tener la capacidad de aprendizaje que nos requerirá la realidad y las exigencias de nuestro reto.

Para conseguirlo no son necesarias metodologías complicadas, el sentido común contrastado con la experiencia de muchas personas nos ha hecho ver que prácticas como estas nos pueden llevar a cultivar nuestra fortaleza mental:

La lectura. Simple, tradicional y en cambio un hábito que quizá en nuestra vida hiperocupada hayamos podido desplazar. Recuperemos nuestro tiempo de lectura para poder afilar nuestros pensamientos en ese volumen dimensional que crearemos en nuestra mente al zambullirnos en la lectura. Ese espacio mental estará más abonado para la imaginación y el pensamiento creativo.

Pensemos previamente en el aporte que nos puedan dar diferentes tipos de lectura y establezcamos un objetivo en, por ejemplo simplemente dos listas, una que sea para un puro esparcimiento para la mente con títulos de entretenimiento de ficción o no de la temáticas que nos gusten ya sean de humor, biografías o novelas. Y otra lista sobre cuestiones más relacionadas con nuestra actividad  o con la productividad o liderazgo.

Y marquémonos el número de títulos a leer cada trimestre y el tiempo aproximado a leer semanalmente.

La escritura. Otra idea simple aunque nos puede resultar algo más exigente que la anterior. Sin embargo los beneficios potenciales son grandes especialmente combinados con la creatividad que puede despertar la lectura. Para escribir hay que hacerlo sin miedo a no encontrar la manera de expresar nuestras ideas, no se trata de tenerlo todo claro sobre papel desde el principio, gran parte de la ganancia está en el proceso, nuestras ideas se van clarificando a medida que el proceso de escritura sigue y va corrigiendo las primeras palabras.

La relajación. Esto puede ser dificultoso para muchas personas ya que estamos inmersos en un mundo lleno de cuestiones que reclaman nuestra atención y que nos atraen a un carrusel de distracciones diversas, ya sean relacionales, profesionales o de mero entretenimiento. El estrés de atender a tantos frentes es un gran enemigo de nuestra salud y del éxito en la actividad que estemos emprendiendo. Practicar los hábitos que nos relajen y evadan como pueda ser una actividad física o de otro tipo puede ser un gran paso para encontrar ese espacio de dejar de lado las obligaciones por unos momentos. E incluso podemos ir más allá mediante la meditación lo cual nos permitiría vaciarnos durante el tiempo que la realizáramos, de manera que cuando volviéramos a nuestro frenesí habitual pudiéramos hacerlo más cargados de energía  y positivismo.

Blue arrow broke through the trouble.

Selección de personal. Cinco preguntas clave

Reclutar personal es un de las tareas más difíciles cuando gestionamos nuestro propio negocio. Obviamente para tener éxito en nuestra actividad requeriremos un equipo que haya sido bien seleccionado ya que tenemos que delegar responsabilidades al no poder llevar una carga de trabajo excesiva nosotros mismos.

advisor-abbate-entrevista-de-trabajo

Y en la selección escoger a alguien demasiado cualificado puede representar pagar más sin que necesariamente eso suponga un beneficio en el trabajo generado, y si a quien seleccionemos fuera demasiado novato su falta de experiencia podría comprometer nuestro negocio. Si resulta que la persona tiene la doble cualidad de una gran preparación y suponer un coste barato es posible que acabe marchando de la empresa. Deberemos escoger a alguien en un punto de equilibrio entre lo suficientemente preparado y entre un precio apropiado.

Realmente la clave es buscar personal responsable, adaptables, pacientes y con una ilusión en su trabajo. Los conocimientos se pueden adquirir, los salarios negociar y alinearlos con el desempeño pero esas características deberían de ser prerrequisitos en cada decisión de selección de personal.

Para tener más posibilidades de encontrar candidatos con esas características, estas 5 preguntas pueden ayudar:

1 ¿Dónde se ve dentro de cinco años?

La importancia de esto es tratar de discernir si el trabajo ofrecido tiene suficiente entidad para el candidato o si se trata de un paso más en la búsqueda de algo mejor en otro ámbito. Si nos transmite la sensación sincera de verse progresando  dentro de una empresa podría  encajar con el progreso que pretendamos en la nuestra.

2 ¿Qué le parece conseguir nuevas habilidades con este trabajo?

Obviamente la mayoría de candidatos querrán agradar y contestarán de manera positiva. Y para poder evaluar la respuesta convenientemente habría que saber si en sus experiencias anteriores ha mostrado flexibilidad en cambios de ocupaciones

3 ¿Qué le ha interesado de este puesto?

La respuesta puede revelar motivaciones internas; una del tipo: porque necesito trabajar o el dinero, no es una respuesta que nos interese mucho. Si se inclina por que desea estar en un lugar donde hay movimiento y posibilidades y en esto muestra niveles de emoción y pasión nos podría dar pistas sobre la idoneidad de este candidato.

4 ¿Cómo encara una situación crítica?

Sabemos perfectamente, y más aun empezando un negocio, como nos podemos encontrar en situaciones críticas de diversa gravedad. Aunque preguntar por el comportamiento en una de estas situaciones pueda ser algo áspero la respuesta nos dará algunas pistas. Proporcionemos un ejemplo concreto y analicemos bien su respuesta.

5 ¿Si pudiera hacer cualquier cosa, qué sería?

Sí, es una pregunta complicada, y aquí nos interesa una respuesta contundente que pueda revelar la auténtica personalidad del candidato. Si muestra intereses demasiado alejados a lo que el trabajo representa esto nos puede dar pistas de como de progresiva podría ser su pérdida de interés en el trabajo a medida que se acomode a este.

advisor-abbate-seleccion-de-personal

¿Por qué nos ayuda compartir nuestras ideas?

Podemos pensar que es arriesgado compartir la visión de nuestra empresa o proyecto de actividad de manera pública antes de que se haya completado o llevado a la realidad, pero a pesar de eso en el mundo del emprendimiento hay valiosos ejemplos de individuos y organizaciones que han difundido sus ideas generando consecuencias beneficiosas para ellos y para su clientes y colaboradores.

advisor-abbate-elon-musk-hyperloop

En un proceso creativo, sea del tipo que sea e incluyendo el empresarial, a muchos les puede pasar que se imaginan o planifican las fases de manera  que el momento de completarlo llegaría necesariamente al  final, punto en el cual mostraríamos y abriríamos a los demás el resultado. Esto ocurriría en el momento en que hubiera sido realizado cada detalle que nos hubiera llevado al desenlace. De esta manera levantaríamos al telón y nadie habría interferido en el proceso ni se habría apropiado de nuestras ideas.

Quizá podamos tener conflictos  o tensiones internas sobre el hecho de revelar nuestros proyectos a elementos ajenos al mismo. Podría deberse a rasgos personales de introversión o simplemente a precauciones en nuestra manera de ver el proceso empresarial. Pero sin duda puede haber grandes beneficios en involucrar a otros en el proceso y hay que entender el potencial de compartir, cuando menos hay que considerar y analizar lo que nos puede aportar el hecho de difundir y evaluar nuestras ideas.

Claro que se podía argumentar casos como los de Steve Jobs y sus maneras de revelar sus productos sólo cuando se había cubierto cada detalle. Pero hay otros casos y el de Elon Musk es muy relevante para mostrar como compartir ambiciones puede desembocar en proyectos altamente innovadores y disruptivos.

Leadership with education

Hay al menos tres factores beneficiosos  del hecho de compartir nuestra visión:

  • Para conseguir apoyo financiero y de recursos: El de la financiación es obvio pero además podemos ver como en plataformas de crowdfunding se exponen claramente muchas ideas y productos a desarrollar y como de esta exposición pública se favorece identificar tempranamente nuestra audiencia lo que nos puede permitir tomar impulso para identificarnos con ella desde ese momento.
  • Para obtener “feedback”. Lanzar preguntas a la plataforma adecuada para conseguir respuestas, puede generar una retroalimentación de información que puede marcar la diferencia entre una buena idea y una gran idea. No se trata de que tengamos en cuenta todas las sugerencias, ya que obviamente esto puede ser inabordable, pero en esa información que nos llegue encontraremos claves  para mejorarla.
  • Para tener una visión honesta. Una vez se hace pública una idea nos puede ayudar a entender mejor cómo impacta, y como se materializará el nivel de compromiso que tengamos que asumir

Ir a la raíz de un problema

Probablemente en nuestra actividad diaria debamos afrontar diversos tipos de problemas. Al resolver uno de ellos nos puede suceder que creamos tener una determinada situación bajo control, sin embargo en ocasiones una vez hecho esto, pueden aparecer otros problemas relacionados.

preguntas-advisor-abbate

Si esto es una situación que se da frecuentemente es probable que no estemos yendo a la raíz del problema y que nuestras soluciones sean superficiales y sin una comprensión de las causas primeras de aquello que está sucediendo.

Atender a un problema cuando surge puede deberse de la propia inercia de no pensar ampliamente en ello y a la de dejarnos llevar por el impulso que nos dirija a la acción que creemos que sea la solución.

Podemos revertir ese tipo de actuaciones si nos hacemos una serie de preguntas, como con  la técnica de los 5 porqués. La ilustramos con un ejemplo en el que imaginamos una posible respuesta a un problema de saturación de trabajo

  1. ¿Por qué no consigo hacer todo mi trabajo?. Porque tengo demasiado por hacer.
  2. ¿Por qué tengo tanto trabajo por hacer? Porque se me desvía de lo más importante.
  3. ¿Por qué me desvío de realizar otras tareas? Porque soy el único que sabe cómo hacerlas.
  4. ¿Por qué soy el único que sabe hacer unas tareas determinadas? Porque no se ha formado para ello a ningún otro
  5. ¿Por qué no se ha formado a ningún otro para hacer esas tareas? Porque no tenemos un programa de formación integral

La respuesta del segundo según qué situación, podría ser porque se me distrae de mis prioridades  y con esa conclusión podríamos implementar algún sistema de control de tiempo para bloquear temas no principales, pero esto no resolvería la problemática ya que otras tareas quedarían sin hacer, afectando a la productividad de la empresa.

Si diéramos respuesta al tercer porqué formando a alguien sobre alguna de nuestras tareas tampoco iríamos a la causa primera, solventaríamos quizá tener nuestro Backup solventado  pero eso no implica que lo tenga toda la compañía ni que esa persona tuviera a otra persona para cubrirla respecto a  otras tareas.

Crear una formación cruzada que asegurara que para cada una de las funciones de cada puesto de trabajo en la organización hubiera el respaldo de más de una persona probablemente iría a la raíz del problema.

preguntas-advisor-abbate-2

Responder a todas la preguntas de manera sencilla y metódica hasta llegar a la última nos facilitará mucho llegar a las causas reales

Conseguir que una dificultad personal no afecte a nuestro trabajo

advisor-abbate-superar-problemas-2

Como seres humanos que somos hay miles de situaciones personales de nuestra vida que pueden estar afectándonos en el plano profesional. Y algunas de esas vicisitudes personales pueden llegar a ser graves y  muy importantes pudiendo incluso llegar a ser devastadoras para nuestro estado anímico.

Pero tenemos nuestra actividad profesional o empresarial, y sin importar cuál sea hay que conseguir que un mal giro de nuestra vida no nos afecte, de esa actividad depende nuestro medio de vida en cuanto a nuestro sustento económico, nuestro trabajo probablemente nos requiere de un gran consumo de tiempo, energía, recursos y posiblemente de pasión. Ante un acontecimiento personal de calado hay que conseguir el equilibrio y evitar un hundimiento.

Pueden haber innumerables trucos, técnicas o tratamientos para llevar nuestro trabajo adelante y dejar atrás problemas, aquí enumeramos algunos que son mero sentido común y que merece la pena intentar.

advisor-abbate-superar-problemas

Valoremos nuestro trabajo

El trabajo es importante, incluso aunque no sea nuestro ideal, es vital, nos proporciona un medio de vida. Así que valorémoslo y focalicémonos en nuestras tareas, que de hecho serán una gran distracción de aquello que pueda estar sucediendo en la esfera personal. Esa separación de los diferentes planos pude aprovecharse para aumentar nuestra productividad.

Caminemos

Realmente simple y útil, en momentos de atasco o distracción de nuestras tareas aprovechemos para poner nuestro cuerpo en movimiento, nuestro cerebro hará click en esos instantes por el mero hecho de levantarnos, alejarnos de nuestro puesto y dar unos pasos puede aclararnos la mente, puede ser hasta el otro extremo de la oficina o si tenemos la oportunidad podemos hacer un pequeño paseo exterior.

Controlemos las distracciones

Básicamente, desconectemos. ¿no podemos hacerlo totalmente? Pues hagámoslo hasta el límite que podamos. Desde luego que las redes sociales deberíamos restringirlas en tiempo de trabajo y si no es posible totalmente entonces usémoslas en los momentos y en la duración mínima que establezcamos. Lo mismo en cuanto el teléfono o las llamadas o mensajes personales.

Seamos positivos

Es fácil decirlo cuando se están viviendo tribulaciones personales de alto impacto. Pero la positividad tiene que ser nuestro lema, y depende de nosotros, siempre debemos de mirar ese aspecto brillante de las cosas, siempre, no lo olvidemos, es nuestra responsabilidad, no nos permitamos el lamento continuo, si tenemos dificultad para entrar esa actitud asumamos que si queremos recuperarnos y llevar nuestro trabajo sin gran afectación tendremos que adoptar ese positivismo.