La inteligencia relacional nos da una ventaja competitiva

La inteligencia relacional puede ser un factor diferencial y competitivo entre los líderes. Se define como la capacidad de conectar y estar presente en las interacciones que se tengan en cada momento aun cuando podamos tener una gran cantidad de tareas que puedan distraer nuestra atención.

Advisor Abbatte inteligencia relacional

Imaginemos que en una acción comercial estamos con un posible cliente con el que quedamos para comer, y mientras hablamos con él , estamos buena parte del tiempo con la vista pendiente del teléfono móvil, enviando mensajes y atentos a las interacciones en la pantalla. Esto sería un ejemplo de carencia de esta inteligencia relacional que bien podría resultar en no poder cerrar una operación. Somos conscientes de la necesidad del cliente, estamos ahí con él o ella, escuchamos y hablamos, pero estamos haciendo evidente de que no estamos al 100 % por esa persona, asumimos con normalidad que podemos estar simultaneando acciones con el smartphone mientras estamos en la reunión, pero realmente no, no tenemos la interacción esperada.

Jeremie Kubicek en 5 Gears: How to Be Present and Productive When There Is Never Enough Time  hace hincapié en que muchas personas en las interacciones en el trabajo nos focalizamos en el conocimiento que debe ser intercambiado, mostrado o ejecutado nuestras tareas y resalta que esa no es una ventaja competitiva. Y en  cambio  sí lo es la capacidad de conectar con otras personas. Sobresalir en esto supone una inteligencia relacional que incrementa las posibilidades de que a los demás les guste tratar con nosotros y por tanto la capacidad de influenciar

Esa inteligencia relacional se puede conseguir manejando 5 niveles o estados en los que podemos pasar durante nuestra jornada laboral, nos podemos manejar entre ellos como si fuesen cambios de marcha en un vehículo. La quinta marcha sería la de focalización, la cuarta sería el modo tarea, la tercera el modo social, la segunda el modo conexión y la primera el modo recarga. El primer paso para mejorar nuestra inteligencia relacional sería entender cuál es la marcha en la que tenemos tendencia a quedarnos atascados aunque cambiemos de actividad. Y una vez lo hagamos necesitaremos buscar puntos de referencia que sean desencadenantes para cambiar la marcha a la que sea conveniente por las actividades que vayamos a pasar a realizar en un momento determinado.

Advisor Abbatte inteligencia relacional 2

Si llega la hora de comer y lo hacemos con unos compañeros y estamos continuamente hablando del trabajo estaremos en el cuarta marcha cuando deberíamos de estar en la tercera. Y deberíamos de ser conscientes de ello para tener el control de nuestro estado y ser intencionales hacia desarrollar este aspecto de nuestra inteligencia.

Anuncios

3 pasos para afrontar un conflicto con el jefe

Enfrentarse a alguien es algo retador y aún más si se trata de nuestro jefe, si necesitáramos hacerlo la ansiedad que genera esta situación podría hacer que nos bloqueáramos  y no diéramos el paso.

Advisor Abbate conversación con jefe

Imaginemos  que en una reunión de equipo nuestro jefe hiciera un comentario sobre nuestro trabajo que creyéramos perjudicial para nosotros y fuera  de contexto. Nos iremos de la reunión pensando que eso es lo que piensa de nosotros.

A partir de ese momento en los encuentros que podamos tener con nuestro jefe estaremos muy sensibles a cuando no nos muestre amabilidad o simpatía y empezaremos a sospechar que podemos estar cerca de un despido, quizá intentaremos evitarle en espera de que si pasamos inadvertidos sus opiniones sobre nosotros vayan cayendo en el olvido.

Posiblemente empecemos a cultivar resentimiento y en cada interacción que tengamos con nuestro responsable nos sentiremos reafirmados de que está descontento con nosotros, de esta manera se retroalimentará nuestro descontento con esa persona.

En contraposición a esto tener una conversación que afronte el tema nos permitirá tener la oportunidad de ver que es lo que sucede en relación a nosotros y conocer la otra versión. Esto permitirá tener una base más sólida que la meramente especulativa para emprender las siguientes acciones que decidamos.

Aunque inicialmente esa reunión para confrontar la realidad nos de miedo tenemos que pensar que no realizarla nos dejará en un estado de duda continua que no mejorará nuestro bienestar pero si sí lo hacemos nos dará la posibilidad de despejar incógnitas y  tener mejores elementos de juicio sobre la situación, necesariamente tener ese conocimiento es bueno con lo cual, objetivamente, lo mejor es afrontar esa conversación.

Advisor Abbate conversación con jefe 2

Para reducir la ansiedad de llegar a ese punto deberíamos de prepararnos aquí recomendamos estos tres pasos:

Identificar el asunto

Hay que nombrarlo claramente e ir al grano, tenemos que afrontarlo, respecto al ejemplo anterior sería decir que queremos hablar sobre el efecto que ha tenido en nosotros el comentario en la reunión. Sencillo, y directo

Buscar el momento

Probablemente nuestro jefe esté muy ocupado y lo que queremos es tener un diálogo real, no un hacer un par de frases en un momento improvisado en el cual su mente esté ocupada en otras cuestiones, por tanto lo mejor es programar una reunión para tratar el asunto.

Preparar la reunión

Debería de ser una conversación, por tanto un intercambio de pareceres, no un discurso unilateral con nuestro responsable escuchando pasivamente, necesitamos que aclare su posición por lo que  preguntaremos directamente. Tratemos de averiguar antes cuales son las razones de la otra parte  y si puede haber algo más y si es así imagine que podría hacer para solventar eso. Para prepararlo hagámonos preguntas incluyendo las que vayan en torno a cómo hemos contribuido nosotros al asunto. Tomemos notas.

Cuando finalmente nos reunamos todo esto nos ayudará cuando nuestro jefe comience a explicar su visión y también será útil de cara a determinar los pasos para la resolución del tema.

Estos simples pasos nos podrán ayudar en ese tipo de situaciones y démonos cuenta que se basan en que nosotros asumamos nuestra responsabilidad en el trabajo para afrontar cualquier tipo de situación.

Señales de que no progresaremos en nuestro trabajo

Ciertas políticas empresariales pueden proporcionarnos señales de como el progreso en ellas puede ser posible o no. Identificando esas señales los empleados con expectativas de mejora pueden saber si deben perseverar en pos de una promoción o si es momento de cambiar de empresa. En este sentido hoy desde Advisor Abbate mencionamos cuatro aspectos a observar.

Advisor Abbate Transparencia empresarial

Políticas salariales

Si la empresa en la que trabajamos no es transparente sobre sus políticas salariales puede estar dando señales importantes sobre los límites a los que llegará.

Si se averigua que hay personas con puestos y responsabilidades similares al nuestro que están mejor pagadas es importante evaluar nuestros resultados antes de hablar con nuestro responsable y si una vez tuviéramos esa entrevista siguiéramos con la conclusión de que la empresa no proporciona una equidad salarial y se nos sigue pagando menos, entonces constataríamos que tendríamos que de buscar otro trabajo.

Revisiones de desempeño

Muchas empresas realizan reuniones anuales de desempeño y suele ser el momento en el que los empleados presentan sus logros para ser calificables en promociones internas. Sin embargo esa puntualidad de ser un evento anual hace que sea una única baza a jugar. Si un empleado desea obtener una mejora debería de intentar obtener unas pequeñas reuniones de evaluación previas, una cada trimestre podría ser una buena idea de manera que antes de la revisión anual hayamos tenido feedback sobre lo que se espera de nosotros, de como se percibe el resultado de nuestro trabajo y de si podemos hacer algo para que se nos asigne otra labor.

Advisor Abbate appraisal

Composición del comité de dirección

Observar la composición del comité de dirección u otros comités relevantes en la compañía pueden darnos señales importantes. Fijémonos no sólo en la diversidad de género, racial o cultural si no también en si predominan los fichajes externos o si hay personas con trayectoria en la empresa que han podido ser promocionadas.

El patrón de comportamiento en este aspecto no suele ser difícil de percibir y a veces una conversación informal con nuestros jefes donde se deslice alguna pregunta sobre este tema nos podría proporcionar algún mensaje relevante

Uso real del trabajo flexible

Cada vez mas compañías tratan de dar beneficios añadidos al salario para retener talento, puede haber de diverso tipo aunque una de las más atrayentes para el empleado suele ser la del trabajo en remoto y flexible. No obstante si esta facilidad en el trabajo no está ampliamente adoptada por la plantilla podría ser una señal de que ese beneficio sea una fachada para crear una determinada imagen en la empresa y que realmente lo que suponga sea una marca a los que lo soliciten frente a los que no.

Cultura organizativa y oportunidades de liderazgo

Las posibilidades  de desenvolvimiento de un individuo en una organización son un aspecto de preocupación habitual y en particular si se pretende encontrar una posibilidad de liderar y generar cambios. Aunque ese liderazgo normalmente se pueda realizar desde posiciones superiores de  la jerarquía corporativa también podría hacerse desde posiciones más de base. En todo caso esto último dependería de la cultura imperante en ese lugar.

culturas-organizativas-y-espacio-de-liderazgo-advisor-abbate

Para conocer si esto es posible antes de incorporarse a una organización puede ser útil averiguar ciertas cosas sobre esa cultura organizacional. A menudo al comenzar un nuevo trabajo podemos esperar que llegue  a marcar una diferencia y que posibilite una progresión en nuestra carrera, y que ese sea un lugar donde se encuentre una oportunidad para innovar,  mejorar las cosas, o intentar cambiar el statu quo.  Si nuestra  intención es la de ser agente del cambio se debería leer bien y entender la cultura de la organización. Es clave entender de qué tipo se trata, para ello se pueden diferenciar estas cuatro tipologías:

  • Una cultura de clanes es un lugar de trabajo centrado en la gente donde los líderes están en diálogo continuo y con retroalimentación de información. La toma de decisiones es lenta y se inclina hacia lo que es mejor para los empleados. Generalmente los medios justifican los fines.
  • En un lugar de trabajo dinámico con una cultura de adhocracia, los líderes animan a los grupos pequeños a explorar la innovación radical. La toma de decisiones es autónoma, rápida y descentralizada.
  • Por el contrario, una cultura de mercado es un lugar de trabajo competitivo donde los líderes fomentan la competencia interna entre individuos y equipos. La toma de decisiones es rápida y se centra en los resultados. A veces los fines justifican los medios
  • Por último, una cultura de jerarquía tiene un lugar de trabajo estructurado y formalizado donde los líderes buscan controlar a la gente y coordinar los procesos. La toma de decisiones es lenta y orientada hacia la preservación del status quo.

cultura-organizativa-advisor-abbate

Muchas organizaciones son una mezcla de culturas. Conocer la cultura de una empresa y cómo es la toma de decisiones puede ayudar a entender las expectativas de compañeros y supervisores. Si se tiene la intención de incorporarse a una organización que permita la innovación y el cambio esto será un reto enormemente difícil en aquellas que funcionan en una cultura jerárquica. Para participar en un cambio rápido y radical, sería mejor elegir una cultura adhocracia.

8 aspectos importantes para desarrollar habilidades de pensamiento estratégico en los negocios.

Pensamiento estratégico II Advisor Abbate“Los pensadores estratégicos son capaces de ver el panorama general y también la forma de alcanzarlo”

El pensamiento estratégico permite trazar un Plan de acción para la empresa. Es un proceso en el que se desarrolla una visión para tu negocio y luego trabaja hacia atrás para desarrollar un plan para llevar a cabo esa visión.

Es imposible conseguir una visión sin una estrategia y sin visión, un negocio no tendrá ningún sentido.

El pensamiento estratégico implica el desarrollo de habilidades de creatividad, de trabajo en equipo, de resolución de problemas, de pensamiento crítico y de flexibilidad.

¿Cómo aprender a pensar estratégicamente?

-Examinar el status quo:

Las habilidades de pensamiento estratégico requieren examinar de manera crítica la manera habitual de hacer las cosas con el objetivo de determinar si esa es la manera en la que  realmente se deben hacer.

Los pensadores estratégicos están dispuestos a mirar más allá de la norma para encontrar maneras más eficientes y creativas de hacer las cosas.

-Mirar el bosque, no los árboles:

Los pensadores estratégicos no se atascan por aspectos de la administración de los problemas del día a día.

Los pensadores estratégicos miran a la organización en su conjunto para evaluar los atributos y las áreas de oportunidad.

 –Centrarse en el futuro:

El pensamiento estratégico es la meta orientada y guiada por una visión para el futuro de una empresa. Cuando se están desarrollando estrategias para el crecimiento del negocio, estas estrategias deben haber definido claramente los objetivos y las metas que contribuyen a la visión global de la empresa.

-Aspectos Externos:

Cuando se desarrolla un plan estratégico son mucho los aspectos externos a considerar debido a que  pueden afectar la forma de planear el futuro empresarial. Entre los más importantes están las regulaciones gubernamentales, las condiciones de mercado,  los desarrollos legales, las condiciones de mercado, los factores económicos y los desarrollos tecnológicos.

-Información relevante del sector:

Es clave estudiar el mercado, sobre todo en industrias impulsadas por productos, este aspecto ayudará a combinar la visión de la empresa con las expectativas del consumidor.

-Comprobar los hechos:

A pesar de que el pensamiento estratégico consiste en hacer predicciones sobre el futuro, las predicciones deben ser realistas. Será importante recopilar datos clave incluyendo informes financieros de la empresa y los análisis de la industria o sector que corresponda para actualizar las predicciones de la empresa y ayudar a llevar a cabo objetivos basados en la realidad.

-Analizar la estructura de la empresa:

Es importante estudiar la estructura de la empresa y evaluar la manera que el equipo se puede adaptar en las estrategias para el futuro. Puede ocurrir que la empresa necesite reorganizar al equipo para poder llegar a lograr las metas.

-Anticipar los retos:

Una parte del pensamiento estratégico es ser capaz de predecir los  problemas que van a surgir y elaborar un plan para hacer frente a esos posibles problemas antes de que sucedan.

Un asesor experto puede ser de gran ayuda para las empresas que quieran llevar a cabo un buen plan estratégico.

¿Aplica tu empresa algún plan estrátegico? ¿Tu empresa Incentiva el pensamiento estratégico? Cuéntanos tus experiencias. T

Pensamiento Estratégico Advisor Abbate

Conviértete en un empleado con valor añadido

El cumplimiento estricto de tus tareas profesionales no es suficiente para marcar un diferencial como empleado en tu centro de trabajo y en tu empresa. Para ello habrá que aportar proactividad  y capacidad relacional.

Advisor Abbate empleado valioso

Hay algunas claves que queremos aportar desde Advisor Abbate:

Capacidad de compromiso

En una situación problemática o de compromiso y necesidad en la empresa se podrá comprobar tu lealtad y tu disposición a para ayudar .Tu capacidad real de actuar y será clave.

Reputación

Hay que cuidar la imagen que se proyecta en la empresa en las múltiples situaciones cotidianas que se viven internamente, como ejemplo, algo básico, no llegues tarde a tus reuniones.

Sé sobresaliente respecto al resto

Trata de buscar soluciones alternativas a los problemas cotidianos, si lo logras eso te dará una ventaja competitiva.

Se proactivo detecta oportunidades y ármate de recursos para alcanzar lo que te propongas. Y, además y muy importante documenta tus acciones, métodos y logros y deja constancia de tu compromiso y buena labor y dirige las acciones a la persona adecuada para que se note.

Sé una referencia para tu responsable

Muestra para ello tu fidelidad en particular a tu departamento o área de trabajo y en particular con la línea que marque tu jefe.

Sé colaborativo

Las relaciones interpersonales en el puesto de trabajo son muy importantes y ocurren durante gran parte del día. Conviene contribuir a generar un buen ambiente laboral y colaborar con los compañeros. Las empresas cada vez son más conscientes de la importancia del clima laboral que alberguen y valoran a los empleados que encajen en él o que lo hagan más positivo.

Advisor Abbate Skills

Fórmate

Las empresas son cada vez más exigentes en las habilidades y capacidades que exigen a sus empleados tanto en los procesos de selección como en la valoración como en el desempeño de sus labores profesionales.

Por tanto es necesario aprender continuamente otras capacidades y habilidades para no quedar obsoleto.

Para ello crea tu propio plan de formación un plan con el catálogo de habilidades que tengas que desarrollar según las metas propuestas.

Toma riesgos y evoluciona

Dejar pasar los meses y los años en una oficina sin asumir nuevos proyectos, o sin inquietud por explorar otras áreas pueden llevar a una situación de estancamiento que desemboque o en un cambio laboral o quedar en el anonimato.

Identifica qué conocimientos y habilidades tienen mayor demanda en la organización, y trata de mejorarlos.

Como gestionar el bajo rendimiento

En el mundo empresarial y en cuanto a los recursos profesionales algo que nos podemos encontrar es que el rendimiento de algún miembro de nuestros equipos pueda ser puede ser poco satisfactorio.

Advisor Abbate underperforming

Esto requerirá  abordar el tema en una reunión que potencialmente puede ser comprometida y tensa. La persona en cuestión puede sentirse acosada y bajo amenaza. Se requiere diplomacia y habilidad para que no se genere un conflicto.Hoy en Advisor Abbate comentamos algunas claves sobre cómo afrontar estos hechos.

Cómo gestionar la reunión. Hay que evitar la confrontación, para ello tenga en cuenta lo siguiente:

  • No hay que focalizarse en las causas. Al tratar de hablar del por qué es fácil llegar a un bucle dada la tendencia humana a ponerse a la defensiva y a exculparse de malos resultados o actuaciones. El objetivo debe ser encontrar una solución pero aun siendo las causas muy importantes insistir en la reunión no debería ser prioritario
  • No culpabilice. Aunque pueda ser cómodo explicar unos malos resultados por una falta de aptitud no hay que precipitarse en esto. Las causas pueden ser otras y no se trata de hacer sentir culpable a nuestro colaborador sino de hacer que aumente su rendimiento.
  • No insita en la gravedad de los hechos. Si los destaca y el miembro de nuestro equipo los minimiza se entrará en un callejón sin salida. De nuevo hay que centrarse en la búsqueda de solución.

Advisor Abbate reunión rendimiento

Cómo tratar de mejorar el rendimiento de nuestro recurso.Esto se puede hacer en tres fases.

  1. Focalícese en los hechos de la manera más objetiva posible y contémplelos de manera exhaustiva. Al exponerlos no exprese ni opiniones ni juicios de valor. No olvide señalar los objetivos que sí se han alcanzado.
  2. Escuche las explicaciones del miembro de su equipo. Piense que estará preocupado y que sin duda de alguna manera conocerá elementos relevantes en la causa de los malos resultados. Tenga en cuenta lo que le diga para tratar de determinar las causas de la situación pero permanezca neutral y deje hablar. Reformule lo que le explique para tratar de comprender la explicación, esa actitud será positiva y favorecerá el entendimiento
  3. Lance un plan de acción.Una vez que ambas partes lleguen a un acuerdo sobre los hechos y las causas habrá que lanzar un plan de acción. En este plan habrá que incluir también elementos que incorporen la visión del colaborador y si expresa dificultades u obstáculos para los logros a conseguir, provea de medios para eliminarlas como recursos o apoyo adicional, liberarle de otras tareas, proporcionarle formación, etc.

Consejos útiles para emprendedores para crear el hábito de la disciplina

“La perseverancia es fundamental para que un empresario alcance el éxito”.

discipline-plan adviaor abbate

La disciplina es el hábito más difícil de adquirir y uno de los mayores obstáculos que los emprendedores deben superar si quieren alcanzar los niveles de éxito que desean. Por eso es muy importante que el emprendedor se tome un tiempo para pensar si tiene la disciplina suficiente para llevar a cabo aquellas tareas que debe realizar incluso en aquellos momentos en los que no tienen ganas de  llevarlas a cabo.

Existen varios aspectos que un emprendedor tiene que tener en cuenta para lograr crear el hábito de la disciplina:

-Compromiso:

Un emprendedor que quiere lograr sus objetivos ha de adquirir el compromiso de ser disciplinado. Es un hábito que se adquiere a medida que se ejerce tanto en la vida personal como profesional y es primordial para poder llevar a cabo las responsabilidades diarias, para poder controlar las emociones reactivas, para prestar atención a lo que se dice y para poder mantener una mentalidad positiva.

Enfoque constante:

Es importante que cada día el emprendedor establezca y  revise sus objetivos para el día siguiente. Es necesario que se asegure un lugar y momento del día para poder enfocar y visualizar de una forma tranquila los objetivos que quiere lograr en el corto y largo plazo. Esta metodología a seguir ayudará a establecer los objetivos más importantes de la lista de las tareas a realizar para el día siguiente y le permitirá visualizar y verse a sí mismo en el logro de los objetivos e imaginar los sentimientos de éxito que vendrán acompañados. De esta forma se inicia el día con una mentalidad positiva y productiva.

-Priorización de tareas:

El emprendedor deberá organizar el día realizando primero las tareas que le requieren de más esfuerzo y disciplina puesto que cuando se logran las tareas más estresantes, no sólo comenzará a hacerlas con más consistencia sino que además  le permitirá ser más productivo en las otras actividades que ha de llevar a cabo  que sean menos importantes.

-Tiempos de descanso:

Para poder alcanzar el éxito es fundamental tener la mente y el cuerpo preparado para afrontar el día. No hay nada mejor para la concentración y la capacidad de ser paciente el poder descansar lo suficiente. Para conseguirlo, es aconsejable crear una rutina que le ayuda a relajarse y así poder tener días disponibles para uno mismo. Una vez finalizado el día si han quedado tareas por realizar que sean importantes se ha de intentar desconectar y posponerlas y darles la máxima prioridad el día siguiente. Es una gran práctica el escribir sobre su día en un diario antes de irse a dormir, en el que envuelve el día tanto mental como emocionalmente. La escritura también ayuda a encontrar soluciones que disminuyen el estrés antes de acostarse. Este tipo de escritura es una gran manera de liberar la energía negativa que puede haber acumulado durante el día.

-Llevar una buena alimentación:

Llevar a cabo una buena alimentación es importante para poder obtener la energía suficiente para rendir física e intelectualmente de forma adecuada. Es clave empezar el día con un desayuno rico en proteínas y baja en carbohidratos y mantenerse alejado  de los azúcares simples, el exceso de cafeína y la nicotina.

-Realizar tareas rutinarias:

Una forma excelente de cultivar el hábito de la disciplina puede ser centrarse en hacer pequeñas cosas como las  tareas domésticas para mantener tu entorno limpio y ordenado. Si consigue ser disciplinado en hacer las cosas pequeñas será mucho más fácil poder ser disciplinado en hacer las cosas más grandes e importantes.

Ser firme con las decisiones que se toman:

Tanto si se toma decisiones en relación seguir unas  rutinas diarias personales como decisiones en las tareas laborales a llevar a cabo es importante ser firme e intentar  no posponerlas para realizarlas  más adelante. Hay que vencer los momentos de bloqueo o pereza y se ha der  firme con las decisiones tomadas. La mente puede ser a menudo el primer enemigo pero se ha de intentar superar los momentos más bajos y seguir adelante con todo lo que se ha planeado.

Businessman%20sleeping%20at%20desk Advisor Abbate

-Premiarse:

Cuando se logran las cosas que requieren de la disciplina, el éxito será lo que premia el esfuerzo. Cuando se ve el éxito que se ha conseguido el emprendedor se siente orgulloso y feliz de si mismo. Es bueno compartir con los seres queridos los logros alcanzados. Es importante también sentirse bien acerca de lo que uno está haciendo. Cada vez que se es testigo del propio éxito, el hábito de la disciplina se hace cada más imprescindible por el beneficio que reporta que motiva a su vez a seguir siendo disciplinado. Es este beneficio el que motiva a permanecer disciplinado.

Para lograr mantenerse disciplinado, es importante adoptar la mentalidad  de “Simplemente Hazlo”. Para lograr lo que uno mismo se ha comprometido tiene que hacer todo lo que se necesita hacer. Es clave afrontar el día con el compromiso de ser disciplinado, mantenerse saludable, mantener la buena energía y mantener la actitud positiva y motivada. 

Cuando se adopta el hábito de ser disciplinado, se sufre menos estrés y por lo tanto puedes alcanzar mejor el éxito.

 

 

6 Consejos útiles para directivos en situaciones de crisis en la empresa

“La creatividad nace de la angustia como el día nace de anoche oscura. Es en las crisis que nacen la inventiva los descubrimientos y las grandes estrategias”. – Albert Einstein

oportunidades-de-negocio Advisor Abbate.jpg

Las crisis económicas en ocasiones además de ser inevitables pueden traer consigo nuevas oportunidades y nuevos replanteamientos sobre los aspectos que un director general tiene que tener en cuenta para dirigir la empresa.

Compartir la experiencia de los directivos generales que se han enfrentado a situaciones de crisis puede ser muy útil para otros directivos que se encuentren actualmente afrontando este tipo de situaciones.

 En resumen existen 6 aspectos importantes que tendrían que tener en cuenta:

Realismo:  “No podemos resolver los problemas si no reconocemos su existencia”
Ante todo es imprescindible ser realista y que la persona que dirige la empresa sea el primero en reconocerse como la persona que se ha de encargar de solucionar los problemas que existan. Una vez asumida esta responsabilidad debe coordinar al equipo para llegar a un consenso sobre cuáles son las causas y los efectos de la crisis que está sufriendo la empresa.
– Optimismo pero con prudencia: “Un gramo de prevención vale más que un kilo de corrección”

El líder tiene que ser optimista pero sin ocultar la gravedad de la situación en la que se encuentre la empresa. Se ha de encontrar la justa medida entre la prudencia y el alarmismo. Encontrando el equilibrio adecuado se pueden tomar mejor las decisiones y acciones que se tengan que llevar a cabo.

Mantener suficiente efectivo: “Las empresas no cobran por falta de utilidad, sino por falta de efectivo”

El crédito suele ser el recurso más escaso en las crisis por lo que en la medida de lo posible es sumamente importante mantener suficiente efectivo. El capital de trabajo se ha de optimizar reduciendo inventario de manera prudente así cómo las cuentas por cobrar mientras se aumentan las cuentas por pagar.

Compartir los problemas: “Se predica con el ejemplo”

Los líderes deben aprender la importancia que tiene el compartir los problemas con el equipo para poder buscar y  encontrar juntos las soluciones a los mismos. Aislarse y soportar la presión de forma individual puede conducir a un bloqueo y por lo tanto a una probable no acertada toma de decisiones.

trabajo-en-equipo advisor abbate.jpg

Mantener los valores: No pedir a los demás sacrificios que uno no esté dispuesto a hacer”

En momentos de crisis es cuando se ha de poner de manifiesto los valores que promueve una empresa por lo que será de suma importancia seguir un código ético  tanto para los empleados como para los clientes siempre teniendo en cuenta el bienestar y el sacrificio que puede suponer para éstos la toma de decisiones que se lleva a cabo para solventar la situación.

Anticipación y  creación de cambios para no desaprovechar la crisis: “Las crisis ofrecen una plataforma ideal para implementar con un sentido de urgencia muchos cambios que de todas maneras hacían falta”

Las crisis económicas  pueden traer oportunidades si en lugar de seguir el mercado y esperar  a qué suceda cosas se toma la decisión de crear cambios en el mercado que favorezcan a nuestra empresa.
En definitiva una situación de crisis económica en la empresa es una situación difícil para su líder y sus empleados por lo que es sumamente importante tener en cuenta estos 6 aspectos y también  contar con el asesoramiento de un asesor profesional que pueda guiar en el proceso  de toma de decisiones y acciones a llevar  a cabo.

 

 

 

 

Liderazgo e Incorporación de nuevo talento al equipo

20.05.12 008

Cuando se adquiere una empresa y se incorporan nuevos empleados se abren nuevos retos para la gestión de la compañía y para quien deba liderar el proceso de inclusión de los trabajadores en un entorno con una cultura preexistente. El liderazgo debe ejercerse debidamente y para reducir riesgos la guía de un gran asesor sería básico en estos casos.

Uno de los intereses para llevar a cabo la compra de otra empresa puede ser el nuevo talento que trae consigo, talento que normalmente deberá ser bien tratado y esa situación puede generar sensaciones confusas o incluso negativas entre los antiguos trabajadores, tales como celos, discriminación o sentirse apartados.

Las dinámicas personales y de grupo que se ponen en marcha en un proceso de este tipo son complejas y pueden afectar al equilibrio necesario para que la empresa rinda como se espera, y es fundamental el liderazgo en la gestión de equipos que entienda y maneje adecuadamente la situación . Comentaremos a continuación algunas ideas para suavizar la transición de incorporar nuevos miembros al equipo especialmente después de una adquisición:

  1. Avance todo lo que pueda la planificación del proceso. Averigüe todo lo que pueda sobre la cultura corporativa previa de los nuevos miembros del equipo. Pregunte que creen tienen que hacer ellos para tener una transición exitosa y que piensan qué debe de hacer la empresa para el mismo fin. Designe un sponsor del nuevo equipo para que sea un enlace que puede proporcionar información que facilite el proceso de incorporación.
  2. Hable con los miembros del equipo existente previamente acerca de los cambios en marcha. Intente y ayude a que se sientan implicados en el cambio y que les suponga una motivación. Haga el seguimiento de todo el proceso de transición y no pierda el contacto.
  3. Hay que estar atento a los malos comportamientos o fuera de lugar o todo aquello que pueda generar fricciones y responda adecuadamente si se dan esos casos. Que no se instale en el proceso un principio o dogma cerrado de que las cosas se hacen aquí de esta manera, y que no haya intimidación hacia los nuevos empleados. Vigile todo esto para que no se coarte la aportación y difusión de ideas que puedan generar el nuevo grupo y hay que premiar la colaboración.
  4.  Adopte e incorpore el nuevo talento. Hay que conseguir que la compañía recién sea un lugar donde los empleados quieran estar y quedarse. Sea inclusivo y escuche las nuevas ideas, pero sin mostrar mayor predilección por un grupo u otro de empleados. Hay que ser hábil para no despertar suspicacias entre los empleados antiguos por cómo se trate a los nuevos. Muestre buen humor con todo el mundo.

shutterstock_124923566