Las 13 características principales que comparten los buenos líderes

Buen Líder Advisor Abbate

Un buen líder es también un buen gestor de equipos. Un buen líder no se centra únicamente en supervisar a sus empleados sino que sabe cómo motivarles, inspirarles y atraerles para ir más allá de lo que se espera de ellos- porque quieren. Un buen líder sabe conseguir que sus empleados vayan a trabajar con entusiasmo y confíen en él y apoyen su visión.

Los buenos líderes suelen compartir las siguientes 13 características principales:

1. Saben gestionar el tiempo: no suelen decir nunca que están muy ocupados porque saben cómo manejar su tiempo y saben también como no malgastarlo ya que piensan de forma cuidadosa en qué y cómo invertir su tiempo.

2. Saben encontrar las soluciones incluso mejor que identificar los problemas: saber identificar problemas es más sencillo que saber centrarse en las cosas que se pueden llevar a cabo para mejorar. Saber encontrar soluciones puede aportar incluso más beneficios que saber identificar problemas.

3. Saben que nunca se deja de aprender: sienten la inquietud constante por aprender y estar al día de lo que acontece a su alrededor ya que entienden que todo lo que sucede en el entorno puede afectar a su negocio dado que éste forma parte de un contexto.

4. Saben prestar atención a su equipo: entienden lo importante del valor de estar presente y atento a todo lo que acontece a su negocio y a los miembros de su equipo.

5. Saben ser flexibles: a pesar de haber diseñado una hoja de ruta como guía para alcanzar los objetivos saben ser flexibles y adaptarse a los cambios y encontrar un nuevo camino de la forma más eficiente para conseguir los objetivos.

6. Saben lo importante que es la puntualidad: ser puntual con los empleados y los clientes es una señal  de respeto y no serlo se convierte en una falta de respeto hacia los demás. Para conseguir el respecto de las personas que te rodean es importante empezar por uno mismo y aprender a dar ejemplo con las propias acciones.

7. Saben de la importancia que tienen las relaciones profesionales y personales: saben que ser sociables y formar fuertes vínculos profesionales y personales es beneficioso.

8. Saben de la importancia de ser abiertos de mente: le dan valor a la oportunidad empaparse de todo lo que les rodea para enriquecerse a nivel profesional y personal.

9. Saben ofrecer ayuda a los demás: saben reconocer que todos podemos cometer errores y entienden que puede ser mucho más positivo centrarse en cómo seguir avanzando que anclarse a lo ocurrido o incluso en errores cometidos en el pasado.

10. Saben reconocer sus propios errores: saben ser responsables de sus acciones y de los errores que pueden llegar a cometer puesto que esto facilita también que las personas de tu equipo hagan lo mismo.

11. Saben medir el éxito en su justa medida: saben que el éxito a veces es cuestión de suerte por lo que se ha de mantener el mismo espíritu tanto en los momentos de subidón como en los momentos más bajos.

12. Saben no tomarse los fracasos profesionales de forma personal: saben que el fracaso forma parte de los negocios y los ven como partes inevitables del proceso de aprender en cómo hacer las cosas de forma correcta e incluso mejor.

13. Saben no caer en reacciones instintivas antes de formarse una opinión: saben reflexionar sobre los diferentes puntos de vista que un mismo tema puede tener antes de formarse una opinión ya que saben que las reacciones instintivas no son demasiado aconsejables.

empleados-motivados Advisor Abbate

Anuncios

Claves para emprender un cambio de la cultura de su empresa

Como directivo puede tener el poder de llevar a cabo muchas tareas importantes para cambiar de forma fácil las políticas de su empresa. Puede tener la capacidad de promover o rebajar la categoría de un empleado o bien contratar y despedir sin realizar un gran esfuerzo. Pero la tarea de llevar a cabo un cambio en la cultura asentada en una empresa es el reto más difícil al que un directivo se puede enfrentar. Para conseguirlo es imprescindible ganarse la confianza de las personas que colaboran con Usted y es imprescindible ser persuasivo y astuto.

En el camino hasta alcanzar el cambio existen cuatro obstáculos principales a superar:

  • Cognitivo: las personas han de tener una cierta comprensión de la necesidad de un cambio de estrategia.
  • Limitar recursos: se hacen necesarios posibles movimientos internos de algunos equipos en determinadas áreas de la empresa.
  • Motivación empleados: algo imprescindible para que se sientan involucrados con la aplicación de las nuevas estrategias que se lleven a cabo. Para ello es importante aprovechar al máximo las capacidades creativas de la plantilla identificando las fortalezas de los empleados y crear grupos en los que se combinen varios talentos. Para ello es importante mezclar a los trabajadores con diferentes niveles de experiencia. Una idea para intercambiar ideas es crear un espacio en el que el equipo se reúna durante una hora semanalmente para realizar un brainstorming. De esta manera se incentiva la innovación y se sentirán los propios protagonistas del cambio.
  • Política institucional: revisar los puntos de manera exhaustiva para detectar las prioridades y aspectos más relevantes a ser modificados.

Brainstorming Advisor Abbate

Para superar estos obstáculos es necesario realizar una profunda reflexión y buscar un nuevo enfoque. Para ellos es aconsejable llevar a cabo las siguientes acciones:

  • Reconocer que los cambios se han de introducir de forma paulativa y no siempre es factible y aconsejable realizarlos a la misma vez. Para ello piense en las personas con más influencia en la empresa y empiece con ellas para conseguir su compromiso ya que el hecho de conseguir aliados es importante para que el resto de empleados acepten de forma más fácil la nueva situación.
  • Realice acciones en lugar de discursos para que los empleados puedan cerciorarse por ellos mismos de la necesidad de realizar el cambio que les propone.

Para todo este proceso es clave designar a un asesor que le aporte información privilegiada y que entre la plantilla cuente con una buena reputación y prestigio y a su vez este asesor le estará ayudando y apoyando mientras se llevan a cabo los cambios. De esta manera será más sencillo el diseño de la estrategia y la construcción de coaliciones para encaminar a la compañía en su nuevo rumbo.

Para llevar a cabo este proceso complejo es clave contar con la figura de un buen asesor para que el cambio que quiere que su empresa lleve a cabo se realice con éxito.

Asesor empresas Advisor Abbate

Liderazgo. 7 factores para motivar y captar la atención

Ya sea con un superior, con el equipo de colaboradores o con clientes, si no se percibe el trabajo realizado, si no se es escuchado o si no se capta la atención las posibilidades de éxito en lo que se emprenda serán reducidas.

La capacidad de cautivar es algo tremendamente valioso si está bien direccionado. Un asesor experto en liderazgo puede guiar convenientemente también en este aspecto, ahora destacaremos aquí 7 factores para captar la atención de las personas:

    • Desencadenar automatismos instintivos. Hay señales sensoriales que logran captar nuestra atención de forma automática. Conviene pensar en maneras sutiles para tocar los instintos de la gente, para captar su atención. Pueden ser tan simples como ofrecer café o una bebida a un cliente u otras acciones o frases que generen una sensación de calidez, un toque humano en la acción que realicemos.
  • Marco de referencia. Nuestra visión del mundo está conformada por experiencias personales, sociales biológicas. Estos marcos de referencia nos llevan a aceptar y prestar atención a algunas ideas e ignorar otras totalmente. Por ello ante una audiencia habrá que adaptarse a su marco de referencia o cambiárselo. Una técnica que puede utilizar para lograr esto último es la repetición, un mensaje cuidadosamente repetido puede llegar a calar.
  • La interrupción. Prestamos especial atención a cualquier cosa que altere nuestras expectativas. Esto es porque tenemos una necesidad innata de averiguar si el incidente es una amenaza o de comprobar si es positivo. Lo perturbador puede ser interesante. Llame la atención de sus jefes, clientes y colegas, intente sorprenderlos con preguntas inesperadas, con algún reto motivador o retador o con un paseo para continuar una conversación.
  • Recompensa. La perspectiva de obtener un premio nos hace prestar atención. Se  deben de intentar identificar los incentivos más interesantes (y los más viscerales) para empleados, colegas y jefes. Las posibles recompensas no deben de ser ambiguas tienen que estar claramente identificadas y poder experimentarse, tocarse visualizarse para tener un mayor impacto.
  • Reputación. Los consumidores, las audiencias valoran mucho las opiniones de expertos, profesionales y líderes de opinión reputados y populares. Así que, especialmente si se está tratando de captar la atención de personas desconocidas, se deben citar las credenciales y experiencia que conformen su Personal Branding y recurrir o citar también a otros grandes expertos en los temas que se estén tratando.
  • Misterio. Nuestra memoria está orientada para recordar historias incompletas y tareas, además no nos gusta la incerteza por tanto buscamos reducirla por cualquier medio posible. Estos fenómenos psicológicos pueden usarse como una ventaja por ejemplo dejando abierto algún tema de interés en una reunión con un cliente para cerrar otra posterior.
  • Reconocimiento. Esta es una necesidad humana muy vital y está ligada a la sensación de pertenencia a una comunidad a la que le importamos. Crear esa sensación empática en las personas cuya atención se desea captar es clave.

Captar la atención público Advisor Abbate

Los profesionales que usan estos siete factores tienen más posibilidades de destacar con sus acciones en un mundo sobresaturado de agentes generando información y luchando por transmitirla.