Emprender con éxito

Según Sangeeta Bharadwaj Badal hay algunas personas con talento innato para los negocios. En base a un estudio de sobre 2.500 emprendedores en Estados Unidos se concluyó que  hay diez características del talento necesario para emprender con éxito:

Advisor Abbate emprender con éxito

  1. Orientación al negocio. Toman decisiones basadas en su efecto en los beneficios  ya sea en base a lo observado o respecto a las previsiones.
  1. Confianza.Se conocen a ellos mismos y tienen un gran entendimiento sobre las motivaciones de las demás personas.
  1. Pensamiento creativo. A partir de un producto o idea existente tienen creatividad suficiente como para evolucionarlo a algo mejor
  1. Capacidad de delegación. No temen que sus colaboradores les asistan. Entienden perfectamente que no pueden hacer todo por ellos mismos y trasladan acciones y tomas de decisiones a otros.
  1. Determinación. Es intrínseco a la actividad empresarial atravesar momentos difíciles, esto puede hacer que muchos abandonen pero la perseverancia puede ser clave para el éxito.
  1. Capacidad de búsqueda. Para tener éxito hay que estar siempre atento a cualquier visión que afecte al nuestro mercado y buscando siempre el conocimiento relevante que pueda aportar a nuestro negocio.
  1. Independencia. Sin que signifique necesariamente trabajar solos nos referimos a la autonomía y a la capacidad de hacer posible cualquier cosa que se necesite para que el negocio prospere.
  1. Capacidad de promoción. Tendremos que asumir que nadie mejor que el propietario  de un negocio puede promocionarlo y tenemos que desarrollar la capacidad de explicar en qué consiste y de convencer a otros del valor que aporta.
  1. Capacidad de construir relaciones. Hay que entender que otras  personas en relación a nuestro negocio pueden ser claves y que hay que construir relaciones con aquellas que puedan ayudar a su supervivencia y crecimiento.
  1. Asunción de riesgos. Cualquier nueva iniciativa económica implica riesgos, los emprendedores que tienen éxito suelen tener un conocimiento instintivo de como mitigar y gestionar esas situaciones.

Según este estudio los emprendedores que tienen mejor desempeño son aquellos que pueden utilizar su talento natural. Realmente la formación es muy útil pero tener habilidades innatas para aplicar en el trabajo ayuda enormemente.

Advisor Abbate emprender con éxito 2

Tratemos de identificar esas aptitudes personales veamos si están orientadas a las ventas, a la generación de ideas, a la organización, etc. Al tenerlas identificadas veamos qué acciones se requieren para desarrollarlas aún más. En cuanto a aquellas partes del negocio para las que no tenemos capacidades o interés habrá que buscar a otros recursos con el talento necesario para desempeñarlas. Es fundamental, por tanto, graduar y combinar la actuación en cuanto a nuestras propias habilidades con las del resto de personas que necesitemos para hacer crecer de manera consistente nuestro negocio.

Anuncios

Como superar barreras mentales

Ante un reto profesional o al emprender una nueva actividad, como pueda ser una singladura empresarial, solemos hacer hincapié en aspectos que intentamos concretar y cuantificar, el capital necesario, previsiones de ingresos, gastos en que incurriremos, etc. Imbuidos en esas actividades podemos dejar de lado algo sumamente importante, que es nuestra preparación mental para aquello en que vamos a iniciar. No hacerlo convenientemente podría suponer que nos creáramos una barrera mental que nos pudiera llegar a inmovilizar en algún momento.

Advisor Abbate superar barreras 1

Necesitaremos un “plus” de nosotros mismos para esta aventura que vamos a emprender. En ella habrá diversos objetivos que definir y tendremos que ser fuertes mentalmente para lograrlos, además tendremos que estar preparados para superar las adversidades que de una u otra manera nos podríamos llegar a encontrar y también será relevante tener la capacidad de aprendizaje que nos requerirá la realidad y las exigencias de nuestro reto.

Para conseguirlo no son necesarias metodologías complicadas, el sentido común contrastado con la experiencia de muchas personas nos ha hecho ver que prácticas como estas nos pueden llevar a cultivar nuestra fortaleza mental:

La lectura. Simple, tradicional y en cambio un hábito que quizá en nuestra vida hiperocupada hayamos podido desplazar. Recuperemos nuestro tiempo de lectura para poder afilar nuestros pensamientos en ese volumen dimensional que crearemos en nuestra mente al zambullirnos en la lectura. Ese espacio mental estará más abonado para la imaginación y el pensamiento creativo.

Pensemos previamente en el aporte que nos puedan dar diferentes tipos de lectura y establezcamos un objetivo en, por ejemplo simplemente dos listas, una que sea para un puro esparcimiento para la mente con títulos de entretenimiento de ficción o no de la temáticas que nos gusten ya sean de humor, biografías o novelas. Y otra lista sobre cuestiones más relacionadas con nuestra actividad  o con la productividad o liderazgo.

Y marquémonos el número de títulos a leer cada trimestre y el tiempo aproximado a leer semanalmente.

La escritura. Otra idea simple aunque nos puede resultar algo más exigente que la anterior. Sin embargo los beneficios potenciales son grandes especialmente combinados con la creatividad que puede despertar la lectura. Para escribir hay que hacerlo sin miedo a no encontrar la manera de expresar nuestras ideas, no se trata de tenerlo todo claro sobre papel desde el principio, gran parte de la ganancia está en el proceso, nuestras ideas se van clarificando a medida que el proceso de escritura sigue y va corrigiendo las primeras palabras.

La relajación. Esto puede ser dificultoso para muchas personas ya que estamos inmersos en un mundo lleno de cuestiones que reclaman nuestra atención y que nos atraen a un carrusel de distracciones diversas, ya sean relacionales, profesionales o de mero entretenimiento. El estrés de atender a tantos frentes es un gran enemigo de nuestra salud y del éxito en la actividad que estemos emprendiendo. Practicar los hábitos que nos relajen y evadan como pueda ser una actividad física o de otro tipo puede ser un gran paso para encontrar ese espacio de dejar de lado las obligaciones por unos momentos. E incluso podemos ir más allá mediante la meditación lo cual nos permitiría vaciarnos durante el tiempo que la realizáramos, de manera que cuando volviéramos a nuestro frenesí habitual pudiéramos hacerlo más cargados de energía  y positivismo.

Blue arrow broke through the trouble.