Cómo educar niños resilientes

Ante los logros que consiguen algunas personas en su vida ya sea de manera global  o con éxitos en alguna actividad surge normalmente el análisis de cuáles son las bases personales que permiten que algunos individuos tengan una capacidad de crecimiento y superación singular  y particularmente se ha tratado de conectar esto con cómo se pueden dar herramientas para educar mejor a los niños para que consigan desenvolverse mejor en la vida.

Family playing tug of war on beach

Desde luego no hay una única receta y normalmente serán positivos los métodos que giren en torno a proporcionar un equilibrio a los niños en lo mental, emocional y corporal. En España las iniciativas de ese tipo integradas en la metodología de la escuela son casos muy excepcionales mientras que como actividades extraescolares sí que han surgido iniciativas de éxito innovando con ese enfoque como pueda ser el caso de Nenoos.

En todo caso suele haber consenso sobre una característica de gran ayuda para conseguir nuestros propósitos vitales : la resiliencia. Ante las contrariedades y problemas que puedan aparecer las personas resilientes no se victimizan, al contrario saben que tiene el control de su vida y actúan en consecuencia, ya sea para reaccionar y enderezar una situación o donde no se pueda, para asumir un fracaso y aprender sobre ello.

Veamos algunos consejos para fomentar la resiliencia en nuestros hijos:

1. Hay que propiciar que encuentran sus propias soluciones. Se puede hacer en sucesos tan cotidianos como cuando dos hermanos no se ponen de acuerdo sobre qué jugar, sobre cuando sólo queda un yogur de aquel que tanto les gusta los dos y ambos lo reclaman o sobre quien se sentará al lado de papá o de mamá en un restaurante. No nos inmiscuyamos hasta solucionarlo del todo, podemos indicar que tienen varias tácticas, que pueden negociar, tomar turnos, hacer algo a cambio de otra cosa. Si consiguen solucionarlo se lo reconoceremos. Esta práctica realizada diariamente hará que los niños vayan creciendo desarrollando la capacidad de buscar soluciones potenciales a las situaciones que requieren decisiones y sin duda será una habilidad muy útil.

2. No eliminemos todos los riesgos. Es importante encontrar medios para que los niños exploren y aprendan sus propios límites. Por ejemplo si normalmente ayudamos a nuestros hijos a proporcionales objetos o alimentos que ellos no pueden alcanzar, hagámoslos algo más accesibles a su alcance físico para que puedan tomarlos por ellos mismos. Si tienen alguna dificultad por ejemplo, por estar en un espacio alto veamos con ellos como llegar y comentemos las posibilidades así como los riesgos que puedan haber, y a partir de ahí en las siguientes ocasiones que actúen ellos.

3. Permitamos que se equivoquen. En la multitud de decisiones, acciones, iniciativas de todo tipo que realizamos en nuestra vida el fracaso aparecerá en algunas de ellas, en las que realicen nuestros hijos también ocurrirá y deberán aprender de esos errores para hacerlo mejor  la próxima vez. Dejemos a nuestro hijo que experimente las consecuencias de sus actos para ayudarles a tomar mejores decisiones en el futuro. Desde una perspectiva constructiva preguntaremos cuáles son sus conclusiones.

4. Busquemos para ellos actividades en las que les ayuden a un desarrollo integral de su personalidad, muy enfocados a trabajos en grupo que refuercen su creatividad, su actitud colaborativa, la experimentación, la capacidad mental, y la empatía hacia los demás.

Kids Superhero

5. Hay que ayudar a que se sientan capaces. Tendremos que instruirles en pequeñas situaciones , sociales por ejemplo, como presentarse o saludar cuando nos encontramos con personas por primera vez. O permitiéndoles dentro de lo que podamos que se responsabilicen de tareas o por ejemplo de realizar parte de nuestra compra.

6. Conexión con una variedad de roles positivos. Cuantas más referencias y conexiones sociales positivas tenga un niño más posibilidades tendrá de ser resiliente. Esos modelos pueden ser una red de familiares, profesores, o amigos. Potenciemos esos roles cercanos destacando sus aspectos de superación y de crear situaciones positivas. Así pueden ir aprendiendo a construir relaciones valiosas con personas de confianza. Vale más la pena potenciar esas referencias cercanas y cotidianas que buscar modelos en figuras totalmente externas como deportivas o de pertenecientes a diversos “star systems”

Anuncios

Cultura organizativa y oportunidades de liderazgo

Las posibilidades  de desenvolvimiento de un individuo en una organización son un aspecto de preocupación habitual y en particular si se pretende encontrar una posibilidad de liderar y generar cambios. Aunque ese liderazgo normalmente se pueda realizar desde posiciones superiores de  la jerarquía corporativa también podría hacerse desde posiciones más de base. En todo caso esto último dependería de la cultura imperante en ese lugar.

culturas-organizativas-y-espacio-de-liderazgo-advisor-abbate

Para conocer si esto es posible antes de incorporarse a una organización puede ser útil averiguar ciertas cosas sobre esa cultura organizacional. A menudo al comenzar un nuevo trabajo podemos esperar que llegue  a marcar una diferencia y que posibilite una progresión en nuestra carrera, y que ese sea un lugar donde se encuentre una oportunidad para innovar,  mejorar las cosas, o intentar cambiar el statu quo.  Si nuestra  intención es la de ser agente del cambio se debería leer bien y entender la cultura de la organización. Es clave entender de qué tipo se trata, para ello se pueden diferenciar estas cuatro tipologías:

  • Una cultura de clanes es un lugar de trabajo centrado en la gente donde los líderes están en diálogo continuo y con retroalimentación de información. La toma de decisiones es lenta y se inclina hacia lo que es mejor para los empleados. Generalmente los medios justifican los fines.
  • En un lugar de trabajo dinámico con una cultura de adhocracia, los líderes animan a los grupos pequeños a explorar la innovación radical. La toma de decisiones es autónoma, rápida y descentralizada.
  • Por el contrario, una cultura de mercado es un lugar de trabajo competitivo donde los líderes fomentan la competencia interna entre individuos y equipos. La toma de decisiones es rápida y se centra en los resultados. A veces los fines justifican los medios
  • Por último, una cultura de jerarquía tiene un lugar de trabajo estructurado y formalizado donde los líderes buscan controlar a la gente y coordinar los procesos. La toma de decisiones es lenta y orientada hacia la preservación del status quo.

cultura-organizativa-advisor-abbate

Muchas organizaciones son una mezcla de culturas. Conocer la cultura de una empresa y cómo es la toma de decisiones puede ayudar a entender las expectativas de compañeros y supervisores. Si se tiene la intención de incorporarse a una organización que permita la innovación y el cambio esto será un reto enormemente difícil en aquellas que funcionan en una cultura jerárquica. Para participar en un cambio rápido y radical, sería mejor elegir una cultura adhocracia.

Apostando por el factor humano en las empresas

En esta ocasión en Advisor Abbate nos gustaría hacer una serie de consideraciones sobre el papel fundamental de las personas en las organizaciones. Van enfocadas a las iniciativas que se deberían de impulsar desde las empresas para que el factor humano logre una relevancia real :

advisor-abbate-factor-humano

  1. Realizar acciones para detectar e identificar el talento de las personas con las que colaboremos. Medir su valor y composición. Realizar planes estratégicos para su desarrollo.
  2. Hacer medición de la ventaja competitiva en función de la capacidad de atraer y cultivar el talento en los diferentes ámbitos y departamentos.
  3. Apuesta por la formación para la adquisición y maduración de habilidades y competencias específicas. La formación debe ser una palanca para el éxito. Y debe ser continua y alineada con el contexto organizativo. Y además revisada y sujeta a controles de calidad para que genere habilidades y conocimientos realmente validos para los alumnos.
  4. Fomento del intercambio de ideas incluso yendo más allá de la propia organización mediante la colaboración entre profesionales de diferentes empresas, ya sean de la misma industria o conocedores de un mismo proceso en diferentes sectores. Los programas formativos que sirvan de punto de encuentro entre estas personas facilitarán generar valor añadido mediante el intercambio de experiencias y conocimientos.
  5. En relación al punto anterior es un gran paso establecer alianzas con escuelas prestigiosas y colaborar en los programas de formación.
  6. Fomento del compromiso y la implicación  de las personas. El factor motivacional amplifica el talento y en consecuencia se puede llegar mejores resultados.
  7. En cuanto a la metodología de la enseñanza deberá de aprovechar las innovaciones actuales en el aprendizaje (ya sea de tipo presencial, semipresencial u online), y combinando la base teórica con la resolución de retos y de casos prácticos.
  8. Liderar la organización teniendo en cuenta que se debe contratar, motivar y formar a los mejores. La competitividad en buena parte se fundamenta en ello así como el logro ambicionado en el área comercial y de la gestión.

advisor-abbate-pesonas-organizacion

Y volviendo al liderazgo, este será el elemento clave para dirigir a la empresa hacia unos fundamentos basados en el factor humano y no sólo en cuanto a la gestión y a la priorización, previamente habría que identificar en la organización a las figuras e interlocutores relevantes para esta apuesta, así como tener esponsorización de elementos directivos o accionariales clave. De esta manera lograremos generar un entorno retroalimentado y de intercambio de flujos de conocimiento e innovación entre las personas que lo integran.

Gestión del conocimiento

La globalización, la nueva economía, las nuevas tecnologías, entre otros, son algunos de los factores que han impulsado la relevancia actual de la gestión del conocimiento . El conocimiento, además ha pasado de ser algo interpretativo del entorno a ser un recurso que permite la llamada a la acción, a la transformación. Y en Advisor Abbate creemos que más allá de ser algo presente en las personas o en sus herramientas, es un recurso que se desenvuelve y se propicia en las organizaciones a las que pertenecen, y en el que el que el entorno y los procesos que generan también son muy relevantes. La gestión del conocimiento pretende optimizar su utilización propiciando la creación de las condiciones necesarias para que las corrientes de conocimiento circulen mejor. Esta gestión, más que sobre el recurso en sí, debe actuar sobre las condiciones, el entorno y todo lo que hace posible y fomenta dos procesos fundamentales: la creación y la transmisión de conocimiento. Son diversos los instrumentos que permiten fomentar y mejorar estos dos procesos, pero para que un proyecto de gestión del conocimiento tenga éxito es fundamental observar, interpretar y entender el funcionamiento de las organizaciones.

advisor-abbate-gestion-conocimiento

Un buen enfoque sería el de integrar personas y conocimiento, focalización  en la innovación y utilizarlo para ser el motor de las empresas y así :

  • Aportar mejoras operativas basadas en el conocimiento.
  • Reforzar y dar soporte al modelo del negocio.
  • Desarrollar el portfolio de productos y servicios.
  • Fomentar la cultura de intercambio y colaboración.
  • Transferir conocimiento generado en la I+D y en otras áreas que sean fuente de conocimiento.
  • Agilizar el paso de innovación a negocio, generando productos y servicios para la compañía.
  • Crear valor y mejorar la eficiencia de la organización.

Destacamos sobre todo la gestión adecuada de los recursos de personal y basarse en su  potencial pues puede ser vital para fomentar una inteligencia colectiva que sirva de motor de transformación para alcanzar los objetivos planteados.

advisor-abbate-redes-conocimiento

Se necesitará un soporte metodológico, organizativo y tecnológico adecuado para ello.

La creación de dominios de conocimiento es importante, son comunidades de trabajo que permiten compartir contenidos, ideas, iniciativas y experiencias en diversos ámbitos de conocimiento. Están organizados por redes formadas por profesionales de múltiples disciplinas, roles y ámbitos de la compañía con conocimientos concretos en una o varias áreas de negocio.

Y por supuesto hay que realizar esfuerzos en crear la plataforma tecnológica que sea el repositorio de información, que facilite su búsqueda  y que se apoye en herramientas colaborativas.

Como gestionar el bajo rendimiento

En el mundo empresarial y en cuanto a los recursos profesionales algo que nos podemos encontrar es que el rendimiento de algún miembro de nuestros equipos pueda ser puede ser poco satisfactorio.

Advisor Abbate underperforming

Esto requerirá  abordar el tema en una reunión que potencialmente puede ser comprometida y tensa. La persona en cuestión puede sentirse acosada y bajo amenaza. Se requiere diplomacia y habilidad para que no se genere un conflicto.Hoy en Advisor Abbate comentamos algunas claves sobre cómo afrontar estos hechos.

Cómo gestionar la reunión. Hay que evitar la confrontación, para ello tenga en cuenta lo siguiente:

  • No hay que focalizarse en las causas. Al tratar de hablar del por qué es fácil llegar a un bucle dada la tendencia humana a ponerse a la defensiva y a exculparse de malos resultados o actuaciones. El objetivo debe ser encontrar una solución pero aun siendo las causas muy importantes insistir en la reunión no debería ser prioritario
  • No culpabilice. Aunque pueda ser cómodo explicar unos malos resultados por una falta de aptitud no hay que precipitarse en esto. Las causas pueden ser otras y no se trata de hacer sentir culpable a nuestro colaborador sino de hacer que aumente su rendimiento.
  • No insita en la gravedad de los hechos. Si los destaca y el miembro de nuestro equipo los minimiza se entrará en un callejón sin salida. De nuevo hay que centrarse en la búsqueda de solución.

Advisor Abbate reunión rendimiento

Cómo tratar de mejorar el rendimiento de nuestro recurso.Esto se puede hacer en tres fases.

  1. Focalícese en los hechos de la manera más objetiva posible y contémplelos de manera exhaustiva. Al exponerlos no exprese ni opiniones ni juicios de valor. No olvide señalar los objetivos que sí se han alcanzado.
  2. Escuche las explicaciones del miembro de su equipo. Piense que estará preocupado y que sin duda de alguna manera conocerá elementos relevantes en la causa de los malos resultados. Tenga en cuenta lo que le diga para tratar de determinar las causas de la situación pero permanezca neutral y deje hablar. Reformule lo que le explique para tratar de comprender la explicación, esa actitud será positiva y favorecerá el entendimiento
  3. Lance un plan de acción.Una vez que ambas partes lleguen a un acuerdo sobre los hechos y las causas habrá que lanzar un plan de acción. En este plan habrá que incluir también elementos que incorporen la visión del colaborador y si expresa dificultades u obstáculos para los logros a conseguir, provea de medios para eliminarlas como recursos o apoyo adicional, liberarle de otras tareas, proporcionarle formación, etc.

Innovación. Transformando la adversidad en creatividad

La creatividad impulsa la innovación y el emprendimiento, y es la habilidad básica para llegar a nuevas y más eficientes maneras de solucionar problemas. Esta cualidad, así, en abstracto, en principio es reconocida como positiva pero, frecuentemente, cuando se nos presenta como una opción para tratar de solventar determinadas problemáticas, a veces es recibida con cierto rechazo e incluso hostilidad.

creatividad bombilla papel Advisor Abbate

¿Por qué? Una idea creativa normalmente es novedosa y por tanto más arriesgada que una alternativa ya probada y los métodos efectivos son muy reconocidos y valorados.

La creatividad está en cierta manera asociada a los fallos y a perseverar en el intento, esto puede producir a un cierto rechazo social de los individuos que la cultivan, el malestar que esto genera a la mayoría de las personas le sería suficiente para renunciar pero a ciertos individuos el aislamiento social les puede impulsar a un mejor proceso creativo.

innovacion_y_creatividad cartel Advisor Abbate

¿Cómo puede sacarse provecho de esa “discriminación” del innovador creativo?

  •  Hay que liberarse de las expectativas sociales. Las normas sociales están enraizadas dentro de la mayoría de la gente, pero enfocar un asunto o problemática de una manera diferente o innovadora puede implicar romper ciertas reglas convencionales. Instalarse en una mentalidad que busque nuevos caminos o atajos puede facilitar el encontrar soluciones innovadoras.
  • Hay que desarrollar un sentido o identidad independiente. Al trabajar en empresas se produce una identificación del trabajador con sus valores, cultura y métodos lo cual limita la creatividad. El creador al focalizarse en cualidades específicas de él o ella como individuo se potencia como pensador independiente.
  • Usar la alienación en beneficio propio. Al romper convenciones incluso las inofensivas hay que estar preparado para reacciones negativas del entorno, si esto lleva a un aislamiento se puede aprovechar para liberar el proceso creativo de la expectativas tradicionales.
  • Buscar un sponsor o mentor. Normalmente la solución más segura a una problemática será la preferida, ante esta dinámica o preferencia social un apoyo para el innovador puedes ser vital para él o ella, encontrar a alguien que pueda responder por él, o simplemente animar le dará un equilibrio. Esto puede requerir tiempo pero merece la pena invertirlo para encontrar esta figura, ese consejero , que le pueda ayudar sacar cabeza del solitario proceso creativo y que le proporcione una red de contactos de apoyo o que facilite la difusión de sus ideas
  • No hay que adelantarse. Romper las reglas requiere entender por qué existen. Hay que entender los fundamentos de los aspectos o áreas en la que se pretender innovar antes de ponerse a ello.

Millenials emprendedores: 3 pasos para superar las limitaciones de la juventud

Hay una gran cantidad de jóvenes creativos con pasión y deseos de encontrar su camino en el mundo (y a su manera con ganas de intentar cambiarlo). Como resultado de ello, no es de extrañar que la actual generación de entre 20 y 30 años de edad, los denominados Millenials, sea uno de los grupos de más rápido crezca en la aventura de hacerse empresarios.

A pesar de su empuje y entusiasmo, muchos de estos jóvenes emprendedores tienen altas tasas de fracasos en los negocios debido a su falta de experiencia y a una cierta ingenuidad.

Ante el desafío, seguir los siguientes pasos puede ayudar a superar esas dificultades y sobrevivir al lanzamiento de un negocio, así como conducir adecuadamente una carrera profesional

Paso 1: Haz networking

La red social de un empresario es a menudo su recurso más valioso, ya que proporciona conocimientos y experiencia más allá de lo que puedes ofrecer tú y tu equipo. Hay que mirar más allá y centrarse en aquellas personas con las habilidades necesarias para tú negocio que tú todavía no tienes. Esa red es en muchos casos un componente clave para el éxito inicial, proporcionando no sólo capital, sino también orientación, contactos y también ánimos ante la dificultad.

Hay gente del mundo de los negocios con experiencia  dispuesta a hacer de mentores de jóvenes emprendedores. Un mentor bien conectado no sólo puede llenar los vacíos de conocimiento sino también abrir puertas para tu negocio presentando contactos. Contar con un empresario, gestor o asesor reconocido puede impulsar o hacer crecer tu negocio.

Paso 2: Conviértete en un experto en tu materia

Hay que documentarse exhaustivamente sobre el tema sobre el que quieres emprender. Independientemente de que se logre llevar acabo la idea o no este proceso de estudio de tu sector, actividad, tecnología, etc. proporcionará un aprendizaje de alto nivel. Si interactúas con otros actores del sector aporta ese conocimiento que estás adquiriendo  en forma de colaboraciones, artículos, charlas u otros te irá generando un reconocimiento en ese mundo. Ese “empaque” que se adquiera podría proporcionar contactos o una imagen fundamental para el inicio de tu empresa o carrera profesional.

 

Estudiantes proyectos de investigacion Advisor Abbate

Paso 3: Sigue desarrollando tu visión para los negocios

Hay muchos talleres y cursos gratuitos o de bajo coste disponibles para desarrollar las habilidades de negocios. Explota esta vía, investiga lo que hay disponible tanto por las administraciones locales o estatales como por las entidades privadas, mixtas o fundaciones. Mientras estudias tu carrera universitaria o master aprovecha la empresa que estás creando o su embrión para utilizarla en los trabajos, investigaciones y proyectos de tus estudios. Poder aplicar lo que se aprende en clase puede dar una gran comprensión de tu sector, mercado y clientes.

Los emprendedores deben de aceptar la idea del aprendizaje continuo. En muchos sectores, las empresas crecen o mueren en poco tiempo. Si has conseguido lanzar tu Start up no dejes que se hunda por relajarte con ese logro y sigue aprendiendo del entorno cambiante que te rodea.

Innovación y liderazgo

Innovación

Sin innovación una organización se estancará, y sin liderazgo el intento de innovar se desvanece. Un asesor experto nos proporcionará metodologías y experiencias para lanzarse más “armado” al mundo del emprendimiento del liderazgo y de la innovación.
Hay al menos cuatro conceptos claves para la innovación que todo líder debe tener en cuenta para aumentar las posibilidades de éxito de su actividad. Aunque son sencillos su correcta comprensión nos da la base para poder seguir diversas metodologías.

1. Inspiración
Partiendo de una problemática o de una necesidad se agudiza el ingenio para la búsqueda de una solución. Estar implicado en ese problema “sensibiliza” para solventarlo. Las dificultades pueden ser grandes. Pueden aparecer varias ideas y pueden ser desechables pero lo cierto es que esa necesidad que cubrir es un buen comienzo para la búsqueda de la innovación.

2. Identificación
Hay que desarrollar las habilidades lógicas y de observación orientadas a soluciones. La concentración y focalización ayuda a identificar la manera correcta de “atacar” la problemática que estemos tratando. La solución ideal no tiene por qué ser compleja, de hecho la simplicidad puede aportar un gran valor  aunque sea un reto encontrarla. Cuando la identificación está completada podemos dejar los aspectos iniciales y centrarnos en los otros aspectos del proceso de la innovación.

Identificación

3. Ejecución
El proceso absorbente de lanzarse a ejecutar una idea proporciona una experiencia valiosísima que puede suplir a algunas formaciones en gestión, y esto es más todavía cuanto más liderazgo se ejerza en la “aventura” . Si el equipo es muy pequeño o se trata de un emprendimiento en solitario más sacrificado será. No obstante engrasar la maquinaria de los recursos humanos de que dispongamos es todo un ejercicio de liderazgo y superar la presión será todo un reto.

4. Repetición
Muchos emprendedores en sus actividades económicas han tenido éxitos y fracasos y se han lanzado a nuevas experiencias e innovaciones perseverando en sus intentos. El aprendizaje continuo que esto supone les lleva a ir perfeccionando sus métodos e ir repitiendo las claves básicas que funcionan del proceso de innovación usándolas como motor del desarrollo de su carrera como líderes, emprendedores e innovadores.

Acabaremos recordando la vigilancia que todo líder debe tener no sólo de su negocio sino de todo lo que le pueda afectar y del ecosistema de la búsqueda de oportunidades que rodea nuestras sociedades, en cualquier momento puede comenzar el ciclo al detectar una necesidad y seguir los puntos de Inspiración-Identificación-Ejecución-Repetición

Claves para que las reuniones sean efectivas

reunion de ejecutivos advisor abbate

Puede haber muchos motivos que hagan que una reunión de trabajo vaya mal. El liderazgo debe ejercerse debidamente también en cuanto a la productividad de las reuniones como sin duda nos recomendaría un buen asesor.

Pero ¿cómo intentar que sean mejores? Existen 5 claves para conseguirlo:

1. Distribuir la agenda

Los asistentes necesitan saber antes el contenido de la reunión para que puedan prepararla adecuadamente. Cuando no se sabe que debe llevar o aportar a la reunión aumenta la probabilidad de que se vuelvan improductivas.Es conveniente tener la agenda preparada unos pocos días antes aunque puedan surgir detalles de última hora

  1. Resalte el objetivo de la reunión

El objetivo además de estar presente en la convocatoria y en la agenda no debe de olvidarse durante la reunión. Escribirlo de manera bien visible en una pizarra o en las cabeceras de la presentación es una buena manera de que cualquiera pueda recordarlo y señalarlo a otros en cualquier momento en que la atención se disperse hacia otros temas.

  1. Invitar a las personas adecuadas

Muchas reuniones se estancan porque asisten personas no apropiadas ni acordes a su objetivo. A veces una personas clave para la toma de decisiones no puede asistir y envía su número dos , que, cuando se enfrenta a una decisión en la reunión, tiene miedo de decidir porque él o ella no es el responsable. Si las personas adecuadas no están allí, no espere que el resultado de la reunión sea el correcto.

  1. Marcar un límite de tiempo

Tener un tiempo limitado a cumplir generará al menos dos efectos positivos:

  • Primero, que obliga a la gente a centrarse en la productividad.
  • Segundo, genera confianza porque, los asistentes aprenden que valora usted valora su tiempo especialmente si a medida que transcurre la reunión va siguiendo la agenda de la reunión dentro del marco temporal disponible.

check-list.jpg Advisor Abbate

  1. Hacer seguimiento

Hay tres tipos de personas en una reunión:

  • Los que están presentes: escuchan activamente y participan en los temas. Muchas veces piensan por delante del líder de la reunión ya que son gente orientada a resultados y se esfuerzan en aportar.
  • Los que asisten: lo hacen porque tienen que estar, y aportan cuando se les pregunta o se requiere algo de ellos, pero no son tan proactivos como la primer grupo.
  • Los que ocupan espacio: Cumplen con su presencia, pueden mostrar el mínimo interés que se requiera pero no participan en los temas relevantes.

De los tres tipos de asistentes, los grupos dos y tres – los que asisten y los que ocupan espacioson a los que se debería de seguir en la post reunión para que las acciones que dependan de ellos no se estanquen  y se lleven a cabo y para que en la próxima reunión tengan mayor implicación y responsabilidad .

Las reuniones no tienen que tener una connotación negativa. Hay conseguir que se vea su aspecto divertido, informativo, útil y crear un sentido compartido de propiedad para alcanzar objetivos futuros

 

Las 13 características principales que comparten los buenos líderes

Buen Líder Advisor Abbate

Un buen líder es también un buen gestor de equipos. Un buen líder no se centra únicamente en supervisar a sus empleados sino que sabe cómo motivarles, inspirarles y atraerles para ir más allá de lo que se espera de ellos- porque quieren. Un buen líder sabe conseguir que sus empleados vayan a trabajar con entusiasmo y confíen en él y apoyen su visión.

Los buenos líderes suelen compartir las siguientes 13 características principales:

1. Saben gestionar el tiempo: no suelen decir nunca que están muy ocupados porque saben cómo manejar su tiempo y saben también como no malgastarlo ya que piensan de forma cuidadosa en qué y cómo invertir su tiempo.

2. Saben encontrar las soluciones incluso mejor que identificar los problemas: saber identificar problemas es más sencillo que saber centrarse en las cosas que se pueden llevar a cabo para mejorar. Saber encontrar soluciones puede aportar incluso más beneficios que saber identificar problemas.

3. Saben que nunca se deja de aprender: sienten la inquietud constante por aprender y estar al día de lo que acontece a su alrededor ya que entienden que todo lo que sucede en el entorno puede afectar a su negocio dado que éste forma parte de un contexto.

4. Saben prestar atención a su equipo: entienden lo importante del valor de estar presente y atento a todo lo que acontece a su negocio y a los miembros de su equipo.

5. Saben ser flexibles: a pesar de haber diseñado una hoja de ruta como guía para alcanzar los objetivos saben ser flexibles y adaptarse a los cambios y encontrar un nuevo camino de la forma más eficiente para conseguir los objetivos.

6. Saben lo importante que es la puntualidad: ser puntual con los empleados y los clientes es una señal  de respeto y no serlo se convierte en una falta de respeto hacia los demás. Para conseguir el respecto de las personas que te rodean es importante empezar por uno mismo y aprender a dar ejemplo con las propias acciones.

7. Saben de la importancia que tienen las relaciones profesionales y personales: saben que ser sociables y formar fuertes vínculos profesionales y personales es beneficioso.

8. Saben de la importancia de ser abiertos de mente: le dan valor a la oportunidad empaparse de todo lo que les rodea para enriquecerse a nivel profesional y personal.

9. Saben ofrecer ayuda a los demás: saben reconocer que todos podemos cometer errores y entienden que puede ser mucho más positivo centrarse en cómo seguir avanzando que anclarse a lo ocurrido o incluso en errores cometidos en el pasado.

10. Saben reconocer sus propios errores: saben ser responsables de sus acciones y de los errores que pueden llegar a cometer puesto que esto facilita también que las personas de tu equipo hagan lo mismo.

11. Saben medir el éxito en su justa medida: saben que el éxito a veces es cuestión de suerte por lo que se ha de mantener el mismo espíritu tanto en los momentos de subidón como en los momentos más bajos.

12. Saben no tomarse los fracasos profesionales de forma personal: saben que el fracaso forma parte de los negocios y los ven como partes inevitables del proceso de aprender en cómo hacer las cosas de forma correcta e incluso mejor.

13. Saben no caer en reacciones instintivas antes de formarse una opinión: saben reflexionar sobre los diferentes puntos de vista que un mismo tema puede tener antes de formarse una opinión ya que saben que las reacciones instintivas no son demasiado aconsejables.

empleados-motivados Advisor Abbate