Vacaciones analógicas

Algunos de nosotros habremos vivido el dilema de desconectarnos de lo digital en nuestras vacaciones, de desconectarnos realmente. Y de hecho puede parecernos un reto librar nuestra maleta de cualquier dispositivo digital que forme parte de nuestro hábitat de trabajo o del uso de redes sociales.

Advisor Abbate lectura desconexión digital

En algunos casos puede haber una adicción al trabajo realmente clínica  en la que se sufra una ‘disonancia cognitiva’ [cuando se mantienen dos pensamientos que están en conflicto] provocada por el estrés de no estar trabajando y ser conscientes de la necesidad de desconectar y descansar.

Sea cual sea el nivel de “enganche” que tengamos a los aparatos electrónicos puede ser una buena idea desconectarnos de ellos de manera progresiva, a no ser que nos sentamos capaces de hacerlo de golpe.

Tengamos en cuenta que lo importante en vacaciones será desconectar y a relajarnos y eso además nos ayudará a volver con energías renovadas, lo que nos permitirá trabajar de manera más eficiente y productiva.

Además, distanciarnos de nuestros problemas y cotidianeidad nos ayudará a relativizarlos y nos podrá dar nuevas perspectivas para encontrar soluciones.

Reconozcamos la dificultad, realmente, incluso la manera de buscar las vacaciones está relacionada con las tecnología, miramos en internet, reservamos por una app luego queremos hacer unas selección de fotos para publicar en redes sociales, tener wi-fi  en nuestro alojamiento y pasar los ratos “libres” entre actividad y actividad, conectados a la red.

Y ¿por qué no? busquemos vacaciones para desconectarnos realmente, viajemos para olvidarnos de nuestro mundo habitual y para que ese mundo se olvide de nosotros, de tal modo que no necesitemos revisar nuestro smartphone ni correo. Es decir, vivamos una desintoxicación digital, viajar de una manera no tan lejana, donde una vez que llegabas al lugar la forma de obtener información se basaba en hablar con la gente y en socializarse.

Siempre habrán lugares sin WiFi o con malas o nulas conexiones móviles ,  podemos escoger destino teniéndolo en cuenta, pero cuanto más dependa nuestra “desintoxicación” de la capacidad de desprendernos nosotros mismos de nuestros dispositivos digitales mejor.

Advisor Abbate juegos analógicos

Suprimamos la instantaneidad de lo digital, por ejemplo para el importante hábito de la lectura leamos libros en papel, para informarnos leamos prensa escrita, escuchemos la radio, si somos aficionados a jugar,  seguro que encontramos otras maneras de satisfacer ese gusto sin recurrir a una pantalla si usamos las redes sociales centremos nuestra socialización en nuestro entorno cercano.

Al fin y al cabo cuando volvamos de nuestras vacaciones el mundo digital continuará ahí.

Anuncios

Como superar la desmotivación

Independientemente de la actividad a la que nos dediquemos siempre habrá momentos de baja motivación pero si somos los responsables de nuestro propio negocio  esa situación puede ser más complicada.

Advisor Abbate-motivación 1

Lo primero que tenemos que asumir es que es normal que tengamos esos momentos. Lo que debemos saber es como volver a nuestra senda habitual de productividad. A la larga nuestra capacidad de tener éxito es nuestra actividad económica y en el resto de nuestra vida dependerá de nuestra capacidad de motivación. Proponemos hoy unas cuantas maneras con las que los emprendedores pueden resurgir si caen en la desmotivación.

  1. Hagamos una planificación. Por muy tentador que suene no estar sujetos a un horario externo, tenemos que establecer rutinas. Empecemos por levantarnos temprano a la misma hora cada día. Marquemos nuestros momentos de comida y ajustémonos a ello. A pesar de que puedan haber ocasiones en que no se puedan cumplir esos patrones todo esto nos ayudará enormemente a ser productivos
  2. Tomemos descansos durante el día. Programemos pequeñas pausas que no pasen de 10 minutos, 20 a lo sumo. Estás pausas suelen ser muy útiles cuando estamos consumiendo mucho tiempo tratando con un problema importante que nos tenga enganchados.
  3. Recordemos nuestra alternativa. Pensemos en lo que hacíamos antes de empezar un negocio o fijémonos en lo que hacen nuestros amigos o familiares que sean asalariados. Seguramente una buena parte tendrán altas exigencias de su organización o sus jefes, su trabajo tenga mucho de rutinario, pasarán mucho tiempo cada día desplazándose al trabajo o a sus casas. Haciendo esto probablemente encontraremos aspectos que harán que valoremos más nuestro trabajo por cuenta propia.
  4. Aprovechemos nuestra flexibilidad. No tenemos por qué estar cada día en el mismo sitio delante de nuestro ordenador. Aprovechemos para hacer cambios de escenario un día trabajemos desde un café, otro desde un parque. Esto puede espolear nuestra creatividad. Si un día trabajamos hasta por la noche empecemos más tarde el día siguiente. Si tenemos una planificación bien consolidada no hay ningún problema en aprovechar esa flexibilidad con responsabilidad.
  5. Pensemos en el futuro. Cuando empezamos un negocio nos marcamos metas, pero a medida que transcurre el tiempo tenemos que preguntarnos sobre esos objetivos originales y ver si los tenemos que modular o si tenemos que marcarnos nuevos objetivos. Pensemos en como mejorará muestra profesión y nuestra vida personal cuando si alcanzamos nuestras ambiciones. Recordémonos los hitos ya conseguidos y démonos una recompensa cuando los logremos.

Advisor Abbate-motivación 2

Desconectar en vacaciones

Muchos profesionales y emprendedores no pueden dedicar un mes entero a sus vacaciones. Durante esos periodos sin trabajar muchas personas siguen de alguna manera conectados a sus quehaceres profesionales, por ejemplo la mitad de los ejecutivos españoles consultan su correo electrónico al menos una vez al día y se reconocen incapaces de desconectar durante las vacaciones.

Out of office

Tengamos en cuenta que nuestra mente y nuestro cuerpo acumulan cansancio a lo largo del año y necesitan un respiro para poder funcionar al máximo a la vuelta del descanso estival.

Hoy daremos 6 claves para intentar desconectar

  1. Dejar trabajo cerrado o “encarrilado”. Antes de irnos de vacaciones, es aconsejable dejar el trabajo cerrado y controlado, al menos encaminado, avisando, por ejemplo, a los compañeros de lo que falta, De esta forma, se evitan las preocupaciones que puedan interrumpir la tranquilidad de las vacaciones.
  2. No mirar el correo. Una vez que ya estemos de vacaciones, una regla de oro por excelencia es no mirar el correo del trabajo pero, a veces, es difícil desconectar del todo (la responsabilidad, el tipo de trabajo, etc.). Hay a quien le produce más ansiedad no mirar los correos que mirarlos; por ello, en esos casos, es aconsejable que en vez de mirar el móvil a cada rato, se dedique un tiempo del día a hacerlo, y después tener todo el resto del tiempo para disfrutar sin pensar en nada más que en las vacaciones.
  3. Cambiar algunos hábitos ‘digitales’ por otros ‘analógicos’: leamos un libro, prensa impresa, resolvamos crucigramas y olvidemos las apps.
  4. Cambiar la rutina. Es importante que se note que estemos de vacaciones y, por ello, debemos cambiar de rutina por completo. Si hacemos poco ejercicio durante el año aprovechemos este periodo para que sean más activas. O si normalmente hacemos mucho bajemos un poco el nivel y el tiempo para dedicarlo a actividades diferentes.
  5. Compartir las vacaciones. Compartir con nuestra familia y amigos es una de las cosas más positivas que tienen las vacaciones. Disfrutemos el tiempo con ellos sin prisas, sin rigideces, mejor tomarse las cosas de forma más relajada y entendiendo que los planes pueden no salir como uno quieren. Cultivemos el sentido del humor y evitemos enfadarnos con banalidades. Y busquemos también huecos para dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a nuestras aficiones personales o rutinas y desde luego la lectura.
  6. Dormir bien. Por la noche se debe intentar dormir sin preocupaciones para asegurar un buen descanso, y si es posible hacer una siesta después de comer para reponer fuerzas.Advisor Abbate-desconectar-en-vacaciones 3

.

Cómo educar niños resilientes

Ante los logros que consiguen algunas personas en su vida ya sea de manera global  o con éxitos en alguna actividad surge normalmente el análisis de cuáles son las bases personales que permiten que algunos individuos tengan una capacidad de crecimiento y superación singular  y particularmente se ha tratado de conectar esto con cómo se pueden dar herramientas para educar mejor a los niños para que consigan desenvolverse mejor en la vida.

Family playing tug of war on beach

Desde luego no hay una única receta y normalmente serán positivos los métodos que giren en torno a proporcionar un equilibrio a los niños en lo mental, emocional y corporal. En España las iniciativas de ese tipo integradas en la metodología de la escuela son casos muy excepcionales mientras que como actividades extraescolares sí que han surgido iniciativas de éxito innovando con ese enfoque como pueda ser el caso de Nenoos.

En todo caso suele haber consenso sobre una característica de gran ayuda para conseguir nuestros propósitos vitales : la resiliencia. Ante las contrariedades y problemas que puedan aparecer las personas resilientes no se victimizan, al contrario saben que tiene el control de su vida y actúan en consecuencia, ya sea para reaccionar y enderezar una situación o donde no se pueda, para asumir un fracaso y aprender sobre ello.

Veamos algunos consejos para fomentar la resiliencia en nuestros hijos:

1. Hay que propiciar que encuentran sus propias soluciones. Se puede hacer en sucesos tan cotidianos como cuando dos hermanos no se ponen de acuerdo sobre qué jugar, sobre cuando sólo queda un yogur de aquel que tanto les gusta los dos y ambos lo reclaman o sobre quien se sentará al lado de papá o de mamá en un restaurante. No nos inmiscuyamos hasta solucionarlo del todo, podemos indicar que tienen varias tácticas, que pueden negociar, tomar turnos, hacer algo a cambio de otra cosa. Si consiguen solucionarlo se lo reconoceremos. Esta práctica realizada diariamente hará que los niños vayan creciendo desarrollando la capacidad de buscar soluciones potenciales a las situaciones que requieren decisiones y sin duda será una habilidad muy útil.

2. No eliminemos todos los riesgos. Es importante encontrar medios para que los niños exploren y aprendan sus propios límites. Por ejemplo si normalmente ayudamos a nuestros hijos a proporcionales objetos o alimentos que ellos no pueden alcanzar, hagámoslos algo más accesibles a su alcance físico para que puedan tomarlos por ellos mismos. Si tienen alguna dificultad por ejemplo, por estar en un espacio alto veamos con ellos como llegar y comentemos las posibilidades así como los riesgos que puedan haber, y a partir de ahí en las siguientes ocasiones que actúen ellos.

3. Permitamos que se equivoquen. En la multitud de decisiones, acciones, iniciativas de todo tipo que realizamos en nuestra vida el fracaso aparecerá en algunas de ellas, en las que realicen nuestros hijos también ocurrirá y deberán aprender de esos errores para hacerlo mejor  la próxima vez. Dejemos a nuestro hijo que experimente las consecuencias de sus actos para ayudarles a tomar mejores decisiones en el futuro. Desde una perspectiva constructiva preguntaremos cuáles son sus conclusiones.

4. Busquemos para ellos actividades en las que les ayuden a un desarrollo integral de su personalidad, muy enfocados a trabajos en grupo que refuercen su creatividad, su actitud colaborativa, la experimentación, la capacidad mental, y la empatía hacia los demás.

Kids Superhero

5. Hay que ayudar a que se sientan capaces. Tendremos que instruirles en pequeñas situaciones , sociales por ejemplo, como presentarse o saludar cuando nos encontramos con personas por primera vez. O permitiéndoles dentro de lo que podamos que se responsabilicen de tareas o por ejemplo de realizar parte de nuestra compra.

6. Conexión con una variedad de roles positivos. Cuantas más referencias y conexiones sociales positivas tenga un niño más posibilidades tendrá de ser resiliente. Esos modelos pueden ser una red de familiares, profesores, o amigos. Potenciemos esos roles cercanos destacando sus aspectos de superación y de crear situaciones positivas. Así pueden ir aprendiendo a construir relaciones valiosas con personas de confianza. Vale más la pena potenciar esas referencias cercanas y cotidianas que buscar modelos en figuras totalmente externas como deportivas o de pertenecientes a diversos “star systems”

Conflictos entre compañeros de trabajo

En todo grupo humano es normal que se presenten conflictos, en esta ocasión desde Advisor Abbate hablaremos de los que se pueden generar entre compañeros. Si esto sucede no necesariamente tiene que derivar a una situación grave si lo sabemos gestionar desde el comienzo y si se hace un planteamiento franco a la otra persona.

Advisor Abbate conflictos compañeros

Estas situaciones se pueden manifestar de diferentes maneras y pueden ser causadas por diversos motivos. Pasar tanto tiempo con otras personas y bajo la exigencia y presión que el mundo el trabajo supone puede llevar a un alto estrés ante el cual cada persona se comporte de manera diferente generándose situaciones de tensión que a veces pueden derivar en conflictos, a veces puntuales o a veces  incrustados en el día a día. En ocasiones puede ocurrir  que haya la intención de dañarnos intencionadamente ya sea por un sentimiento rudo como la envidia o, todavía peor, por problemas psicológicos. Esto puede causar comportamientos nocivos que  pueden influenciar negativamente a la dinámica del grupo, generando malestar y afectando en el clima laboral de la Empresa.

Sin duda en algún momento de nuestra vida laboral nos encontremos con situaciones de este tipo y con ansiedad o dudas sobre cómo afrontarlas. Cada conflicto puede ser diferente y por tanto ante cada uno también se debería actuar de manera diferenciada. En todo caso en la mayoría de los casos no actuar no es una opción. Podemos solucionar estás situaciones o intentar evitar que se conviertan en un problema serio asumiendo que la base de la resolución es el diálogo. En caso de conflicto con un compañero debemos hablar con él o ella. Si no hay entente, una opción para impulsar una resolución sería elevar el problema a nuestro responsable directo o a los de Recursos Humanos e incluso a la dirección o al comité de empresa.

Advisor Abbate mediación conflictos
Pero antes, desde luego, habría que sopesar cada opción y analizar hasta qué punto los valores de la empresa están alineados con la visión del compañero sobre el conflicto que mantenemos con él. Si su línea, o su valoración, está bien encajada con la de esa persona nuestras opciones de explotar esa vía de resolución serán menores.

Muchos expertos en recursos humanos, consultoras y empresas de asesoría han definido protocolos de actuación específicos para afrontar esas situaciones conflictivas  y prestar a servicio a las empresas, si la nuestra sigue alguna de ellas tendremos una línea de resolución definida.

La inteligencia relacional nos da una ventaja competitiva

La inteligencia relacional puede ser un factor diferencial y competitivo entre los líderes. Se define como la capacidad de conectar y estar presente en las interacciones que se tengan en cada momento aun cuando podamos tener una gran cantidad de tareas que puedan distraer nuestra atención.

Advisor Abbatte inteligencia relacional

Imaginemos que en una acción comercial estamos con un posible cliente con el que quedamos para comer, y mientras hablamos con él , estamos buena parte del tiempo con la vista pendiente del teléfono móvil, enviando mensajes y atentos a las interacciones en la pantalla. Esto sería un ejemplo de carencia de esta inteligencia relacional que bien podría resultar en no poder cerrar una operación. Somos conscientes de la necesidad del cliente, estamos ahí con él o ella, escuchamos y hablamos, pero estamos haciendo evidente de que no estamos al 100 % por esa persona, asumimos con normalidad que podemos estar simultaneando acciones con el smartphone mientras estamos en la reunión, pero realmente no, no tenemos la interacción esperada.

Jeremie Kubicek en 5 Gears: How to Be Present and Productive When There Is Never Enough Time  hace hincapié en que muchas personas en las interacciones en el trabajo nos focalizamos en el conocimiento que debe ser intercambiado, mostrado o ejecutado nuestras tareas y resalta que esa no es una ventaja competitiva. Y en  cambio  sí lo es la capacidad de conectar con otras personas. Sobresalir en esto supone una inteligencia relacional que incrementa las posibilidades de que a los demás les guste tratar con nosotros y por tanto la capacidad de influenciar

Esa inteligencia relacional se puede conseguir manejando 5 niveles o estados en los que podemos pasar durante nuestra jornada laboral, nos podemos manejar entre ellos como si fuesen cambios de marcha en un vehículo. La quinta marcha sería la de focalización, la cuarta sería el modo tarea, la tercera el modo social, la segunda el modo conexión y la primera el modo recarga. El primer paso para mejorar nuestra inteligencia relacional sería entender cuál es la marcha en la que tenemos tendencia a quedarnos atascados aunque cambiemos de actividad. Y una vez lo hagamos necesitaremos buscar puntos de referencia que sean desencadenantes para cambiar la marcha a la que sea conveniente por las actividades que vayamos a pasar a realizar en un momento determinado.

Advisor Abbatte inteligencia relacional 2

Si llega la hora de comer y lo hacemos con unos compañeros y estamos continuamente hablando del trabajo estaremos en el cuarta marcha cuando deberíamos de estar en la tercera. Y deberíamos de ser conscientes de ello para tener el control de nuestro estado y ser intencionales hacia desarrollar este aspecto de nuestra inteligencia.

Ir a la raíz de un problema

Probablemente en nuestra actividad diaria debamos afrontar diversos tipos de problemas. Al resolver uno de ellos nos puede suceder que creamos tener una determinada situación bajo control, sin embargo en ocasiones una vez hecho esto, pueden aparecer otros problemas relacionados.

preguntas-advisor-abbate

Si esto es una situación que se da frecuentemente es probable que no estemos yendo a la raíz del problema y que nuestras soluciones sean superficiales y sin una comprensión de las causas primeras de aquello que está sucediendo.

Atender a un problema cuando surge puede deberse de la propia inercia de no pensar ampliamente en ello y a la de dejarnos llevar por el impulso que nos dirija a la acción que creemos que sea la solución.

Podemos revertir ese tipo de actuaciones si nos hacemos una serie de preguntas, como con  la técnica de los 5 porqués. La ilustramos con un ejemplo en el que imaginamos una posible respuesta a un problema de saturación de trabajo

  1. ¿Por qué no consigo hacer todo mi trabajo?. Porque tengo demasiado por hacer.
  2. ¿Por qué tengo tanto trabajo por hacer? Porque se me desvía de lo más importante.
  3. ¿Por qué me desvío de realizar otras tareas? Porque soy el único que sabe cómo hacerlas.
  4. ¿Por qué soy el único que sabe hacer unas tareas determinadas? Porque no se ha formado para ello a ningún otro
  5. ¿Por qué no se ha formado a ningún otro para hacer esas tareas? Porque no tenemos un programa de formación integral

La respuesta del segundo según qué situación, podría ser porque se me distrae de mis prioridades  y con esa conclusión podríamos implementar algún sistema de control de tiempo para bloquear temas no principales, pero esto no resolvería la problemática ya que otras tareas quedarían sin hacer, afectando a la productividad de la empresa.

Si diéramos respuesta al tercer porqué formando a alguien sobre alguna de nuestras tareas tampoco iríamos a la causa primera, solventaríamos quizá tener nuestro Backup solventado  pero eso no implica que lo tenga toda la compañía ni que esa persona tuviera a otra persona para cubrirla respecto a  otras tareas.

Crear una formación cruzada que asegurara que para cada una de las funciones de cada puesto de trabajo en la organización hubiera el respaldo de más de una persona probablemente iría a la raíz del problema.

preguntas-advisor-abbate-2

Responder a todas la preguntas de manera sencilla y metódica hasta llegar a la última nos facilitará mucho llegar a las causas reales

Conseguir que una dificultad personal no afecte a nuestro trabajo

advisor-abbate-superar-problemas-2

Como seres humanos que somos hay miles de situaciones personales de nuestra vida que pueden estar afectándonos en el plano profesional. Y algunas de esas vicisitudes personales pueden llegar a ser graves y  muy importantes pudiendo incluso llegar a ser devastadoras para nuestro estado anímico.

Pero tenemos nuestra actividad profesional o empresarial, y sin importar cuál sea hay que conseguir que un mal giro de nuestra vida no nos afecte, de esa actividad depende nuestro medio de vida en cuanto a nuestro sustento económico, nuestro trabajo probablemente nos requiere de un gran consumo de tiempo, energía, recursos y posiblemente de pasión. Ante un acontecimiento personal de calado hay que conseguir el equilibrio y evitar un hundimiento.

Pueden haber innumerables trucos, técnicas o tratamientos para llevar nuestro trabajo adelante y dejar atrás problemas, aquí enumeramos algunos que son mero sentido común y que merece la pena intentar.

advisor-abbate-superar-problemas

Valoremos nuestro trabajo

El trabajo es importante, incluso aunque no sea nuestro ideal, es vital, nos proporciona un medio de vida. Así que valorémoslo y focalicémonos en nuestras tareas, que de hecho serán una gran distracción de aquello que pueda estar sucediendo en la esfera personal. Esa separación de los diferentes planos pude aprovecharse para aumentar nuestra productividad.

Caminemos

Realmente simple y útil, en momentos de atasco o distracción de nuestras tareas aprovechemos para poner nuestro cuerpo en movimiento, nuestro cerebro hará click en esos instantes por el mero hecho de levantarnos, alejarnos de nuestro puesto y dar unos pasos puede aclararnos la mente, puede ser hasta el otro extremo de la oficina o si tenemos la oportunidad podemos hacer un pequeño paseo exterior.

Controlemos las distracciones

Básicamente, desconectemos. ¿no podemos hacerlo totalmente? Pues hagámoslo hasta el límite que podamos. Desde luego que las redes sociales deberíamos restringirlas en tiempo de trabajo y si no es posible totalmente entonces usémoslas en los momentos y en la duración mínima que establezcamos. Lo mismo en cuanto el teléfono o las llamadas o mensajes personales.

Seamos positivos

Es fácil decirlo cuando se están viviendo tribulaciones personales de alto impacto. Pero la positividad tiene que ser nuestro lema, y depende de nosotros, siempre debemos de mirar ese aspecto brillante de las cosas, siempre, no lo olvidemos, es nuestra responsabilidad, no nos permitamos el lamento continuo, si tenemos dificultad para entrar esa actitud asumamos que si queremos recuperarnos y llevar nuestro trabajo sin gran afectación tendremos que adoptar ese positivismo.

La innovación en las oficinas en el intento de aumentar la productividad

Advisor Abbate Innovación en el trabajo

El factor motivacional es uno de los muchos factores que inciden de forma directa en la productividad de una empresa por lo que será clave que las organizaciones cuenten con empleados estimulados para poder alcanzar sus objetivos a corto y largo plazo. Muchas empresas ya son conscientes de la importancia del factor motivacional y ya están invirtiendo en este aspecto realizado integraciones de forma regular como ofreciendo buenos salarios, incentivos, adaptar y transformar en lugar de trabajo en un lugar más acogedor siendo este último aspecto comentado el tema a tratar en el presente artículo.

“El escenario en que tienen lugar las actividades laborales ha cambiado a lo largo de los años y el paradigma de la humanización empresarial, que combatió fuertemente las teorías mecanicistas de los clásicos, ha influido fuertemente en este cambio, pasando de lugares de trabajo donde las condiciones eran pésimas a la inclusión de la seguridad industrial, las normas de higiene, etc. en los lugares de trabajo. A todo este proceso se le ha denominado la innovación en el lugar de trabajo.”

La colaboración, la creatividad y la innovación son aspectos  importantes por lo que las empresas deben promover entornos de trabajo que conecten con la cultura de la empresa, entornos de trabajo conectados, que estimulen el conocimiento  y que fomenten la transparencia de la información para conseguir acelerar el aprendizaje y la innovación, entornos en los que lo empleados puedan reunirse y trabajar juntos, espacios que ayuden a la inspiración y a la concentración y provoquen ideas creativas. En un entorno agradable los empleados se sienten más orgullosos de formar parte de la empresa y facilita la atracción del talento. Asimismo los entornos de trabajo de las empresas comunican sus valores, su cultura y su identidad.

Uno de los casos más conocidos sobre innovación en el lugar del trabajo es el caso Google que ha transformado el lugar de trabajo para proporcionar un ambiente propicio para el nacimiento de ideas como las que lo han llevado hasta la cumbre que hoy en día ha alcanzado. Otros casos también conocidos es el de Silicon Valley y el de otras muchas sedes de multinacionales a lo largo y ancho del globo. Por lo tanto este tipo de espacios de trabajo se está extendiendo y va aumentando el número de empresas que están transformando sus espacios de trabajo y adaptándolos  a las nuevas dinámicas del siglo XXI y se van convirtiendo de esta manera en tendencia y aumentando sus niveles de productividad y haciendo de ellas entes más competitivos. Algunos casos de empresas que están llevando a cabo esta innovación en los lugares de trabajo se pueden contemplar en las webs de estudios de arquitectura especializados como O+A en Estados Unidos o 3G-Office en España.

No obstante, es evidente que todavía queda un largo camino para que la mayoría de los empleados se puedan beneficiar  de esta innovación en espacios de trabajo en las empresas por lo que desde Advisor Abbate animamos a las compañías a que apuesten por la innovación de sus espacios de trabajo y los adapten a las necesidades y dinámicas laborales actuales.

Silicon Valley Advisor Abbate

Emprendedores y la apuesta por la formación

Un esfuerzo que deben hacer las empresas para competir es tener empleados formados. Los emprendedores que piensen que el capítulo de formación tiene que ser muy reducido van muy mal direccionados. Obviamente según el sector económico en el que se mueva la empresa la necesidad será diferente pero la propia dinámica de la mayoría de los mercados marcará las líneas a seguir.

Advisor Abbate online learning 2

Hay algunos aspectos básicos a considerar para la formación en la empresa, Y si destacáramos algunas de las cuestiones que les pueden preocupar podrían ser estas. Sería muy recomendable que especialmente los empresarios más reticentes a apostar por la formación las tengan en cuenta:

  1. La preparación de los candidatos para el puesto de trabajo.A todos los gestores de personas les preocupa que sus colaboradores estén preparados para sus funciones . El aprendizaje online ofrece muchas alternativas para una infinidad de materias Y pueden ir desde algunas muy básicas hasta certificaciones oficiales avanzadas.
  2. Asegurar una formación consistente. Muchos empresarios piensan que la formación presencial es la que garantiza consistencia con la figura de un supervisor, pero es bien sabido que la formación tradicional tiene fisuras y factores que no tienen por que garantizar su solidez. Pues bien hay que entender que el aprendizaje online garantiza la consistencia, proporciona una metodología , seguimiento y evaluación. También impide que el empleado se excuse en arbitrariedades del profesor.
  3. La generación digital sintoniza con los nuevos sistemas de aprendizaje. Los denominados millennials ya suponen gran parte de la fuerza de trabajo. Y ellos están acostumbrados a el ambiente digital. En cambio las generaciones más veteranas todavía pueden tener resistencia a la formación online. Los más jóvenes lo tienen asumido y el encaje entre ese modelo de formación y esta generación es inmejorable
  4. El coste de la formación. Atentos los escépticos: la formación online ahorra costes. La formación presencial es más cara y requiere más movilización de recursos, logística y tiempo. La formación online puede ser incluso gratuita, no hay más que comprobarlo en muchas de las plataformas de eLearning existentes. E incluso cuando hay que pagar sigue siendo competitiva. Además no limita tanto a movilizar a un número elevado de empleados para realizar un curso.

Advisor Abbate online learning

Desde Advisor Abbate no dudamos de que las empresas que tengan que estar alineadas con los retos actuales tienen que apostar la formación. Y la formación online está ahí disponible y llena de ventajas. ¿no lo ves así? Haznos saber tus inquietudes