Innovación y generación del valor

lightbulb-idea advisor abbate

La literatura sobre emprendedores tiene un entorno conceptual lleno de referencias en relación a la innovación. Es conveniente aclararse entre esa maraña de entes abstractos y concretar esos conceptos en aplicaciones prácticas que creen valor. Deben aprender a crear buenas ideas e incrementar su número, se deben seleccionar las más orientadas a la generación de valor, priorizarlas con el objetivo de plasmarlas en proyectos que se puedan abordar en el mundo real más allá del teórico. Los modelos de gestión apropiados para ello serán fácilmente identificados por un asesor experto.

No obstante hay algunas restricciones en las que el management puede caer en sus procesos de innovación por un enfoque inapropiado. Hay que identificarlas, para ello hay que hacerse preguntas clave en relación de que innovación puede realmente crear más valor añadido o hay que interrogarse también sobre los errores más comunes que hayamos podido cometer nosotros u otras empresas de las que tengamos referencia. Producto de este análisis nosotros expondremos cuatro factores que habría que enfocar adecuadamente:

  • Valor: Hay que pensar en cómo se articula la cadena de valor y focalizarse en integrar y hacer propios los procesos donde se genere el contenido más valioso, si se innova y la empresa no se queda con los procesos de mayor valor esto puede ser un error estratégico. Y no siempre el aporte de la innovación tecnológica es lo más productivo para un negocio.
  • Precios bajos: Hay que vencer la inercias comerciales de las bajadas de precio como facilitadores de las ventas. Son numerosos los estudios que demuestran que en muchos sectores las políticas de precios bajos son el principio del fin de las empresas que los adoptan. Incluso a las industrias con modelos de negocio basados en precios baratos (sustentados en costes bajos) les será muy trabajoso mantener su posición a un plazo largo o incluso medio. El objetivo es comercializar bienes que incorporen al producto, servicios e intangibles que den mayor valor y permitan un mayor precio.
  • Clientes: No hay que basar nuestra idea de lo que los clientes necesitan sólo en lo que respondan a nuestras preguntas, encuestas y entrevistas, hay que combinar eso con la observación y con la interacción con los consumidores actuales y potenciales para analizar cómo podemos solucionarles problemas e innovar más allá de una simple mejora de nuestro producto actual.
  • Competencia: El proceso de innovación de nuestra empresa no debe estar influido de manera directa por las estrategias y tácticas de nuestros competidores. Esto es una distracción del objetivo primordial que debe ser buscar satisfacer las necesidades de nuestros clientes ciertos y los potenciales .

innovation advisor abbate

Resumidamente el management de la empresa debe entender la aportación de toda la red de procesos de innovación en los que esté involucrada la compañía (o en los que vaya a involucrarse) e intentar apropiarse del máximo valor generado y de los procesos de distribución de este y no conformarse con la mera creación de valor que otros se puedan apropiar.