El nuevo paradigma de la movilidad

El debate sobre movilidad normalmente trata acerca de coches, transporte público, ciclistas y peatones, pero los cambios tecnológicos en los que estamos inmersos serán tan disruptivos que difuminarán los conceptos y supondrán una mejora en la vida de las personas, ayudaran a proteger el medio ambiente  y transformarán las ciudades.

Advisor Abbate Disrupción movilidad 1

Sabemos que las congestiones de tráfico son un gran problema en todo el mundo y muchos de los núcleos urbanos importantes esperan un crecimiento de población que puede hacer aumentar el problema. Lo cual puede generar unos costes sociales como pérdidas debido a retrasos, costes operativos de los vehículos y emisiones contaminantes. Y parece claro que aunque sólo fuera por una cuestión de sostenibilidad no se puede mantener el modelo del último siglo para los próximos 100 años

Los agentes involucrados de la industria y de las administraciones públicas vislumbran que habrá un momento en el que el número de vehículos tenderá a decrecer de manera importante apoyados por el vehículo autónomo y por modalidades para compartirlos en diversos desplazamientos.

Los colectivos que se beneficiarán son amplísimos e incluso algunos como el de las personas con movilidad reducida verán abierto un mundo de posibilidades, en muchas ciudades como puedan ser las europeas se da un importante fenómeno de envejecimiento de la población, esta parte de la ciudadanía también tendrá ante sí un aumento de sus opciones de movilidad

Advisor Abbate Disrupción movilidad

También será clave la manera en que se distribuyan bienes y servicios y en este sentido los drones tienen mucho que aportar, ya sabemos de usos para transportar medicinas, sangre etc. en áreas rurales o mal comunicadas o para salvamento o distribución de materiales importantes cuando suceden desastres. Pero  a aparte de esos usos ya “palpables” se proyectan y prueban otros como pueda ser el uso drones como taxis autónomos en Dubai. También puede ser muy relevante el uso de drones para supervisar el tráfico tomado seriamente en proyectos como el de las autoridades de Singapur donde se ha hecho un gran análisis teniendo en cuenta aspectos como la seguridad que son especialmente relevantes en lugares muy poblados o altamente poblados como es el caso de ese país. Se trata de un plan que puede indicar el camino a seguir a otros países o administraciones públicas en lo que las legislaciones no están sabiendo tratar con las cuestiones de seguridad, privacidad u otros. El estudio entre muchos otros aspectos trata de definir los “carriles” por los que deberían de volar los drones, teniendo en cuenta distancias, usos, frecuencias, prioridades, estaciones de control  etc.

Anuncios

La revolución de la movilidad

En los últimos años, las alianzas entre las marcas de automóviles están configurando el nuevo mapa de la industria. En ese nuevo equilibrio las compañías tradicionales buscan alianzas entre sí y con otros nuevos actores para hacer frente a la movilidad que viene y en la que el coche eléctrico, compartido y autónomo será protagonista. Y de hecho esos nuevos participantes en el sector, como las grandes empresas de tecnología -Google, Apple, Samsung, Microsoft o LG-, tendrán mucho que decir en este escenario. Todos ellos se encuentra inmersos en una carrera para ser el primero en llegar de manera clara para tomar una posición relevante en el mercado.

Advisor Abbate movilidad autónoma

Ya no se cuestiona si esa revolución en la movilidad realmente ocurrirá, el asunto más bien es en qué momento estará mayoritariamente en marcha en nuestra vida cotidiana. El vehículo autónomo sin emisiones o el vehículo limpio de conducción automática ha pasado de la ciencia ficción a la realidad en un tiempo sorprendentemente corto si bien es cierto que el nuevo paradigma de la movilidad no estará implantado de una vez sino que esto ocurrirá por fases.

La integración de la inteligencia artificial en los vehículos está actualmente impulsada por varias  compañías para desarrollar vehículos inteligentes y que vislumbran un mercado potencial de unos 2 billones de dólares en la próxima década.

Y por su puesto la conectividad será clave, de hecho, Volvo, por ejemplo, tiene en marcha un proyecto en Suecia y Noruega con coches que comparten información y se envían alertas de peligro y desde la compañía afirman que  gracias al coche conectado, los desplazamientos van a ser mucho más seguros ya que se podrán evitar accidentes y pronostican que el 75% de los coches estarán conectados de un modo u otro a Internet en 2020.

Advisor Abbate vehículos autónomos

En cuanto al poder de las marcas tradicionales verán reducida la lealtad  de sus clientes ya que la generación de los millennials y aquellos conductores que tiendan a consumir nuevos servicios de movilidad, irán optando por nuevas fórmulas de movilidad en lugar de por comprar su propio automóvil y para estos nuevos consumidores las capacidades digitales serán un factor diferenciador fundamental.

Todo esto hace que haya grandes dudas sobre la sostenibilidad futura del modelo de negocio de los fabricantes de coches actuales. De hecho responsables de la propia VW, han declarado que “En el futuro, fabricar solo coches excelentes podría no ser suficiente. Nuestra ventaja es que estamos especializados en el hardware, en cómo hacerlos. Ahora se trata de convertirnos también en una compañía de software y servicios“.