Como superar la desmotivación

Independientemente de la actividad a la que nos dediquemos siempre habrá momentos de baja motivación pero si somos los responsables de nuestro propio negocio  esa situación puede ser más complicada.

Advisor Abbate-motivación 1

Lo primero que tenemos que asumir es que es normal que tengamos esos momentos. Lo que debemos saber es como volver a nuestra senda habitual de productividad. A la larga nuestra capacidad de tener éxito es nuestra actividad económica y en el resto de nuestra vida dependerá de nuestra capacidad de motivación. Proponemos hoy unas cuantas maneras con las que los emprendedores pueden resurgir si caen en la desmotivación.

  1. Hagamos una planificación. Por muy tentador que suene no estar sujetos a un horario externo, tenemos que establecer rutinas. Empecemos por levantarnos temprano a la misma hora cada día. Marquemos nuestros momentos de comida y ajustémonos a ello. A pesar de que puedan haber ocasiones en que no se puedan cumplir esos patrones todo esto nos ayudará enormemente a ser productivos
  2. Tomemos descansos durante el día. Programemos pequeñas pausas que no pasen de 10 minutos, 20 a lo sumo. Estás pausas suelen ser muy útiles cuando estamos consumiendo mucho tiempo tratando con un problema importante que nos tenga enganchados.
  3. Recordemos nuestra alternativa. Pensemos en lo que hacíamos antes de empezar un negocio o fijémonos en lo que hacen nuestros amigos o familiares que sean asalariados. Seguramente una buena parte tendrán altas exigencias de su organización o sus jefes, su trabajo tenga mucho de rutinario, pasarán mucho tiempo cada día desplazándose al trabajo o a sus casas. Haciendo esto probablemente encontraremos aspectos que harán que valoremos más nuestro trabajo por cuenta propia.
  4. Aprovechemos nuestra flexibilidad. No tenemos por qué estar cada día en el mismo sitio delante de nuestro ordenador. Aprovechemos para hacer cambios de escenario un día trabajemos desde un café, otro desde un parque. Esto puede espolear nuestra creatividad. Si un día trabajamos hasta por la noche empecemos más tarde el día siguiente. Si tenemos una planificación bien consolidada no hay ningún problema en aprovechar esa flexibilidad con responsabilidad.
  5. Pensemos en el futuro. Cuando empezamos un negocio nos marcamos metas, pero a medida que transcurre el tiempo tenemos que preguntarnos sobre esos objetivos originales y ver si los tenemos que modular o si tenemos que marcarnos nuevos objetivos. Pensemos en como mejorará muestra profesión y nuestra vida personal cuando si alcanzamos nuestras ambiciones. Recordémonos los hitos ya conseguidos y démonos una recompensa cuando los logremos.

Advisor Abbate-motivación 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s