Procesos de selección y estrategia tras las preguntas “extrañas”

Las preguntas a las que suelen tener que responder los candidatos a un puesto de trabajo en un proceso de selección pueden ser muy variadas y en algunos casos extrañas, y esto de alguna manera es cada vez más frecuente, especialmente cuando se trata de trabajos de gran exigencia, polivalencia o creatividad. En los entornos empresariales muy dinámicos o en relación a startups, por ejemplo, se adoptan cada vez más procesos de selección fuera de lo habitual.

Entrevista dificil preguntas extrañas

Algunas preguntas enigmáticas van más allá de coger desprevenido al candidato y tienen el sentido de ver si puede encajar en el equipo en el que se debería de integrar la persona seleccionada. Su reacción ante estos “trucos” en la entrevista pueden reflejar una actitud que quien selecciona deberá de valorar para determinar si encaja en el “espíritu” que se está buscando.

Algunas veces hay una cierta desesperación o prisa por cubrir un puesto y se pueden dejar de lado aspectos que podrían no encajar con el clima social de la compañía. Hacer preguntas abiertas posibilita más el dialogo y aleja al candidato de respuestas previstas y ensayadas. Y esto no sólo puede hacer más natural o humano el proceso de selección sino que además lo puede hacer más efectivo, pudiendo detectarse mejor rasgos de carácter que con otro tipo de preguntas no se hubieran descubierto.

Algunas de estas “argucias” en los procesos de selección pueden ser:

  1. Preguntar por la definición de una palabra poco frecuente: Por ejemplo: defina “Orate” o defina “Atrabiliario”.

No se está esperando que nos den el significado real si no que se quiere observar la reacción del entrevistado ante lo desconocido. Este tipo de preguntas puede servir para selecciones en trabajos dinámicos que pueden requerir tareas con cambios de enfoque rápidos y en las que los empleados sepan interaccionar con sentido. Esto nos puede ayudar a detectar cómo reacciona la persona ante la incerteza y si esta enciende su creatividad. La peor respuesta es un “No lo sé” sin más.

  1. Presentar un corto problema matemático o de cálculo mental. Por ejemplo: Un dentífrico y un cepillo de dientes cuestan 2.20, el cepillo cuesta 1,15 ¿cuánto cuesta el dentífrico?

El candidato puede no saber la respuesta y admitirlo, puede titubear, reflexionar unos instantes, o puede dar una respuesta rápida, ya sea esta correcta o equivocada. Lo de menos es la solución del cálculo. Lo importante es ver si se puede sacar alguna conclusión sobre su capacidad de bloqueo, de nerviosismo, de agilidad, de sinceridad, etc. Las preguntas matemáticas inesperadas pueden poner nervioso al candidato, antes de lanzarlas sería conveniente que la entrevista haya estado transcurriendo con una cierta comodidad.

 Entrevista preguntas extrañas 2

  1. Hacer preguntas absurdas o en relación a imposibles. Por ejemplo: si pudiera tener superpoderes ¿Qué elegiría?

Una pregunta fuera de contexto, no relacionada con el trabajo aunque sea ridícula ayuda a desvelar rasgos que posiblemente con otras preguntas no saldrían a la luz. La manera en que se responde a la pregunta es más importante que el contenido de la respuesta. Una respuesta entusiasta o crativa no dirá lo mismo del candidato que si intenta eludir la pregunta.

Obviamente proceso de selección de personal es algo más extenso y aquí sólo hemos pretendido explicar cómo poder hacer aflorar rasgos de carácter del candidato para evaluar si encajan en la cultura de nuestra empresa o actividad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s